Despliega el menú
Blog
Suscríbete

Blog - La voz de mi amo

por Matias Uribe

La voz de la ternura femenina, María José Hernández

Ya se sabe lo difícil que resulta remar en mares de aguas embravecidas como los de la música, donde reina la comercialidad, lo facilón, el resultado inmediato… y, para colmo, la gran crisis. María José Hernández, argonauta displicente y hábil, sin embargo ha tenido, y tiene, grandes dificultades para confeccionar sus discos. En solitario, lejana a las grandes casas e incluso a las pequeñas discográficas, rodeada de su pequeño pero leal entorno, ha conseguido sacar adelante sus discos con muchos aprietos. Cuatro en alrededor de veinte años de navegación. No son muchos, evidentemente, pero son una suerte que existan y que haya señales de ellos, y no precisamente de humo, sino de esa sensibilidad y dulzura que caracteriza su canto, su voz y sus letras.

En 1996, llegó el primero, 'La línea del cielo'. Equivocado con los sinuosos y aventurados arreglos que le propinó Luis Delgado, pero salvado del naufragio por su cálido intimismo y sus poéticas letras. Por esta senda, la del intimismo y el desprendimiento de todo ropaje barroco o experimental, corrieron los dos siguientes, 'El mar del deseo' (2000) y 'Círculos concéntricos' (2006) así como el de encargo para Prames, 'Los amantes de Teruel' (2003), con versiones de Serrat, Sabina, Bergia, Krahe o Labordeta.

Ahora, María José ha editado un nuevo álbum propio, 'Señales de humo, como siempre sacado a fuerza de voluntad y no pocas dificultades, braceando en las aguas difíciles del mundo discográfico; pero también, como siempre, sutil, delicado y con el encanto tímbrico y la musicalidad que la cantante zaragozana le inyecta a sus canciones. También, más intimista e introspectivo que los anteriores, porque salvo el ritmo swingueante de 'Día de avestruz' y especialmente del trote de la magnífica 'Ciudad del olvido', el resto es recogimiento, desnudez e introspección musical. Una larga nana. María José canta y respira como un Aute en versión femenina, cuidando al detalle arreglos y melodías, mandando señales de su proverbial sensibilidad.

El mercado actual no está hecho para absorber y propulsar a grandes voces como la suya, para hacerla millonaria. Lástima. Pero siempre hay, habrá, un gran reducto de adeptos a la ternura  musical femenina como la que ella vende. Ahora, acaba de estrenar un clip, que es la antesala a una actuación en el Teatro Principal, el próximo día 22 de noviembre. Apúntala en tu agenda.

http://www.youtube.com/watch?v=awnQse21bLU&feature=youtu.be

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión