Despliega el menú
Blog
Suscríbete

Las tomateras y los problemas de los principiantes

cherr
cherr

¡Ayuda! Los tomates que compramos en el supermercado dejan mucho que desear en cuanto a sabor y propiedades. Quizá porque echamos de menos el sabor de nuestra infancia, se ha puesto de moda plantar tomateras en pequeños balcones. Incluso hay quien aprovecha el alféizar de una ventana para sembrar las variedades 'cherry'.

Pero pronto llegan los problemas. Plantas que se mueren, otras que no dan fruto o bien se angostan enseguida... Esto ocurre porque la tomatera, a pesar de ser una planta muy resistente, también requiere unos cuidados mínimos. El primero de todo es asegurarse de que la planta tiene la tierra que necesita. Una tomatera requiere una maceta de al menos 30 centímbros y riego abundante. Si no se riega cada día, hay que hacerlo cada dos. Y si nos vamos de vacaciones, tendrá que cuidarla bien quien se encargue de nuestras plantas o al regresar estará muerta.

También es importante pinzar la planta. Si se deja crecer a lo loco, producirá demasiada masa vegetal y pocas flores y frutos. Siempre hay que quitar los brotes axilares que sean de hoja, dejando los de flor. Para saber si son hoja o flor, lo mejor es esperar a que midan uno o dos centímetros. Finalmente, la tierra ha de ser rica o los tomates serán pequeños y, seguramente, se caerán antes de madurar.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión