Despliega el menú
Blog
Suscríbete

El espíritu del acebo vigila el día más corto del año

Mitología. El acebo se ha relacionado en las últimas décadas con la Navidad. La combinación rojiverde de la planta recuerda a estas fechas y son muchos los adornos artificiales y naturales que la contienen. Afortunadamente, en los últimos años se ha controlado la recolección de esta planta y actualmente está prohibido cortar sus ramas en Aragón.

Pero la moda navideña del acebo va más allá de sus llamativos colores. Desde hace siglos, se la ha relacionado con el solsticio de invierno, que tendrá lugar el próximo día 21. La mitología gaélica establecía que cuando los días eran largos reinaba en la tierra el dios del cielo y cuando eran cortos, el dios de la tierra y de los muertos. Si el roble representaba al dios de los cielos, el acebo era el árbol que simbolizaba al dios terrenal. El acebo se relacionaba con el espíritu de la naturaleza, que vigila el mundo cuando la noche es larga.

También se ha utilizado acebo en Navidad en los países anglosajones porque tradicionalmente, en Gran Bretaña, se ligó a este árbol a la figura de Cristo. Si la iglesia católica confía en el olivo como símbolo, los británicos suelen adornar los templos con ramas de acebo. En las tierras más frías, es la única planta perenne que sobrevive en la zona.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión