Despliega el menú
Blog
Suscríbete

Un ministro para llevar naranjas al emperador chino

Manjar. La naranja ha sido siempre un bien codiciado, por la frescura de su zumo y las vitaminas que aporta. Los naranjos son originarios de India y su cultivo se expandió en China. Tal era la afición por comer naranjas en el palacio real chino que, hace ya tres mil años, Wuti, un emperador de la dinastía Han, decidió crear el cargo de 'ministro de las naranjas' con el fin de asegurarse de que nunca faltaría este fruto en el palacio.

Las naranjas llegaron a occidente gracias a los portugueses en torno al año 1000 y pronto se popularizaron en los países mediterráneos. Los países de clima más frío también querían cultivarlas, pero en temperaturas tan bajas y ausencia de sol apenas se desarrollaban estos árboles. Por ello, se crearon las 'orangeries' o enormes invernaderos donde se cultivaron naranjos y más tarde todo tipo de verduras.

Según el autor Fred Hageneder en su libro 'La sabiduría de los árboles', en la época de Luis XIV los nobles rivalizaban por tener las mejores 'orangeries' de Francia y se popularizaron las mermeladas, sobre todo las de naranja amarga, que se elaboraban con naranjas sevillanas.

La naranja ha sido siempre muy valorada por el aporte vitamínico pero según la tierra en la que se cultive puede tener grandes dosis de vitamina C, o no tener nada en absoluto.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión