Despliega el menú
Blog
Suscríbete

Las brujas se esconden bajo la corteza del avellano

Mágico. El avellano es protagonista de numerosas leyendas europeas, que lo revisten de magia o incluso lo relacionan con la brujería. En el siglo XIX, era común en Alemania creer que las brujas hallaban cobijo debajo de la corteza de los avellanos y esa es la causa por la que en las iglesias solo hubiera avellanos con el tronco pelado.

Este árbol también es protagonista de numerosos ritos celtas. En esta cultura se admiraba que el árbol sacara sus flores y frutos al mismo tiempo, algo que les recordaba a la poesía. El mito artúrico relaciona a este rey y a sus compañeros con el avellano: en una de sus aventuras encuentran bajo los pies de este árbol un pozo donde vive un salmón mágico. Es habitual venerar al árbol como "sabio y lleno de conocimientos", a pesar de su sencillez.

Los avellanos de Estados Unidos sirvieron a los indios para numerosas aplicaciones, tanto médicas como prácticas. Las hojas son astringentes y se solían cocer para lograr una bebida que frenara la diarrea. Además, las avellanas, muy ricas en vitamina E, magnesio, potasio, proteínas y calcio, eran vitales en la dieta. Con sus aceites se preparaban cremas hidratantes.

Los zahoríes están también relacionados con este árbol, ya que sus ramas solían fabricarse con la madera de avellano.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión