Despliega el menú
Blog
Suscríbete

Blog - La voz de mi amo

por Matias Uribe

De canon a 'cañon': la UE le mete más pólvora al polémico gravamen digital

A sabiendas de que ya empieza ser asunto recurrente y hasta cansino, no me resisto, sin embargo, a dejar una pincelada sobre el canon digital y la sentencia recientemente emitida por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE). Sucintamente: lo ha enmarañado más, por no decirlo de otra forma más escatológica.

En esencia, el dictamen dice que el canon es 'abusivo e indiscriminado', lo que no es decir nada, porque resulta tan evidente y se ha dicho y escrito tantas veces…, pero es a continuación cuando viene el enmarañe: debe aplicarse a los particulares pero no a las empresas y profesionales. Comooorrr?? O sea, la UE presupone, como ya ha hecho el gobierno español, desde 2003, que implantó el odioso gravamen a los cedés y en 2008 lo extendió a todo tipo de artefacto capaz de copiar y almacenar, que cualquier particular, por el mero hecho de comprar un CD o un DVD virgen, un lápiz de memoria, un escáner, un teléfono móvil o un disco duro, va a delinquir sin remisión, y por tanto, ¡zas!, castigo que te crió, e incluso a pagarlo antes de cometer el delito. Inaudito. Es como si el gobierno implantara un canon por el mero hecho de sacarse el carné de conducir. No has cometido infracción alguna, y quizá no la cometas en tu vida, que aún son muchos los conductores prudentes que circulan por calles y carreteras,  pero, por si acaso, 'impuestazo' al canto. Rebelaría orteguianamente a las masas.

¿Y qué pasa cuando uno se compra un disco duro para almacenar, por ejemplo, todas esas películas familiares o de viajes que rueda con su cámara de vídeo? Más en estos últimos tiempos, con la aparición de las cámaras de alta definición, que consumen gigas  a porrillo. ¿O si quiere almacenar sus fotos, trabajos escolares, diseños y mil cosas más que no tienen nada que ver con el cine ni con la música, y, por tanto, con la impopular  SGAE? Incluso, me queda la duda de si por yo pasar mi colección de vinilos a CD o a un disco duro, debo de pagar ese canon. O si quiero hacerme una recopilación musical como hacía en casette... ¿No pagué ya al autor cuando compré mis vinilos? Muchas evidencias y si se quiere dudas, pero la UE ya da por hecho que los fines para los que he comprado, por ejemplo, un disco externo son para 'copietear' archivos sometidos a protección de autor. Fantástico.

Y ahora viene cuando la matan: las empresas quedan libres de polvo y paja. Nada sospechoso sobre ellas. Ahí no se van a copiar películas ni discos, solo documentos propios de la empresa. Es mucho presuponer. Porque es posible, y hasta obvio, que en una gran empresa no se produzca este hecho, pero, ay, la UE no solo esquina que hay cientos, miles, de empresas pequeñísimas de apenas tres o cuatro trabajadores y que España es el país que inventó la picaresca, o cuando menos la literatura de género... Vamos, que ya se imagina uno a esas pequeñas empresas sacando discos a cascoporro para beneficio propio cuando no para amigos, familiares… y quien sabe -puestos a pensar desviadamente, a presuponer maldades, como hace la UE-, a montarse la timba de reventa de soportes. Es que son doce euros más IVA lo que supone el canon de añadido a un disco duro…

La ministra Sinde dice que hay que “buscar alternativas” para adaptar la ley española al dictamen de la UE. Lo que será bien difícil, salvo que se elimine, de una vez por todas, el canon. Porque, ¿qué pasará cuando uno vaya a una tienda a comprar soportes informáticos? “¿Particular? ¿para empresa? ¿arquitecto? ¿ingeniero? ¿diseñador?”, nos preguntará el solícito vendedor. Si es para todo menos para lo primero, habrá que presentar el correspondiente justificante, ¿no? Y luego, ¿la SGAE pasará revisión comercio por comercio de a quién se vendió ese soporte? ¡Qué lío! Más papeles y más burocracia. Aunque si es así, al menos algo positivo tendrá el dictamen y la adecuación de la ley española a él: la SGAE ampliará plantilla de recaudadores y fiscalizadores. Al menos, creará puestos de trabajo.

Pero aún queda en el aire otro hilo ardiendo: ¿habrá que devolver el canon cobrado hasta ahora a las empresas y administraciones públicas? Este quema de verdad. En lo sustancial, pues, el dictamen no solo no arregla nada sino que aún ha enmarañado más el asunto. Me temo que el polémico canon acabará convertido en 'cañon', explotará más tarde o más temprano.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión