Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Y Cicciolina la armó en Zaragoza

Mariano García 02/07/2010 a las 00:32



Vino, vio y... fracasó. Cicciolina estuvo en 1988 en Zaragoza, donde dio un único espectáculo. Eran los tiempos en los que se hablaba casi a diario de ella (¿a qué se dedicará ahora?). HERALDO la entrevistó:
Cicciolina llegó con retraso, como cualquier diva que se precie. Después, una vez que se hubo arreglado, y acompañada por su inseparable osito, se sentó en un enorme sillón rojo y se dispuso a contestar a las preguntas de la prensa. Mezcla, con indiscutible habilidad, la dulzura de su entonación y la malicia de sus ojos. A los fotógrafos, que según dice le dan un tremendo morbo, les dio órdenes sobre cómo tenían que fotografiarla, y a los periodistas nos contó que entró en política por la puerta del pecado. Sobre las críticas a su espectáculo Cicciolina explica que no las entiende, que lo suyo no es porno, sino naturaleza. Al público zaragozano no lo conoce, pero está deseando saber cuál es su índice de libertad sexual.
Cicciolina, vestida de blanco, como una niña de primera comunión pero con un traje que ya anunciaba cómo posaría más tarde para los fotógrafos, saludó, cariñosamente a la concurrencia que la esperaba en Malvaloca. Llegó acompañada con su osito. "Hace once años que no me separo de él, explica, es el portador de mi fortuna, mi amuleto, no lo abandono ni para dormir".
La pornodiputada italiana está de gira por España, donde ya ha provocado más de un escándalo. Sirva como muestra que la Generalidad de Cataluña ha sancionado a una sala de fiestas en Gerona con una multa de 100.000 pesetas y una semana de cierre, por la actuación de la cantante italiana, ya que la Generalidad considera que Cicciolina hace porno duro y la sala no estaba autorizada para ese tipo de espectáculos.

Su número se llama 'Perversión' y ella lo califica de himno a la transgresión. "Cuando actúo hago un canto a la naturaleza y al amor. Siempre invito a algunos de los señores que están entre el público al escenario, charlamos un rato, pasamos un buen rato y ya está. Eso no es porno, puede ser inquietante, porque la gente no ama la tranquilidad y ni mi espectáculo ni yo somos comunes".
Cicciolina estaba inquieta. "Aquí no sé cómo responderá el público, no conozco a la gente de Zaragoza y no sé si tienen libertad sexual, que es algo importantísimo. Ya veremos".
La pornodiputada vino en el talgo, y en segunda clase. "En primera es demasiado caro, yo coincido con mi partido en que no hace falta viajar con lujo, en segunda no se va mal".
-¿Y por qué está en el Gran Hotel?
-Yo no sabía que era uno de los mejores hoteles de Zaragoza. De haberlo sabido con tiempo hubiera cambiado de sitio. ¡Si a mi lo que me gusta es dormir al lado del mar en un saco de dormir. Y tengo tantos 'fans' que creo que dormiríamos todos juntos y muy abrazados.
-¿Como entró usted en la política?
-He llegado al Parlamento por la puerta del pecado, al revés que el resto de los políticos. Eso me ha provocado, en ocasiones, algún enfrentamiento con miembros de la Democracia Cristiana, que me acusan de trabajar con obscenidad y la pomografía. Estas acusaciones son falsas. Yo predico la naturaleza y el amor, que desde luego no tienen comparación con la corrupción que reina a veces en ese partido.
-¿Han cambiado sus espectáculos después de entrar en política?
-No; sólo que ahora no tengo tiempo para rodar películas. De cualquier forma, ahora hay una empresa que distribuye mis trabajos anteriores. Ustedes, creo, han podido ver recientemente alguna de mis películas. Yo no reniego de mi pasado. En lo que se refiere al 'caché', tampoco ha subido. Además, a partir de ahora todo el dinero que gane estará destinado a una sociedad que hemo creados para defender la libertad sexual.
La artista italiana tiene previsto presentarse a las próximas elecciones al Parlamento Europeo. "En los comicios italianos me votaron 20.000 personas. Se trata de un público mixto, compuesto por gente muy distinta, pero que sin embargo me ama, que está de acuerdo con mi forma de ser y de ver la vida".
-¿Cómo es el hombre que le gusta a Cicciolina?
-El prototipo es Woody Allen, feo, o aparentemente duro por fuera, pero dulce y tierno por dentro. Para mi esos son los hombres bellos.
-¿Hace algún tipo de ejercicio para mantenerse en forma?
-Mn... Bueno, no, yo el único ejercicio que hago es el que más me gusta, el que más placer me da y con el que me lo paso mejor, hago el amor todo lo que puedo, es el ejercicio más natural que hay.
-¿Conoce la política espafiola?
-No demasiado. Sé algo de ETA y también conozco a Cicciolino González.
-Qué tal se lleva con la Iglesia?
-Pienso que en lugar de criticar la pornografía podían vigilar lo que ocurre en su propia casa, por ejemplo el escándalo de Marcinkus.
-¿Trabaja por dinero o por vocación?
-Yo amo la provocación.

Zaragoza entera se escandalizó, claro, sobre todo porque circulaban todo tipo de rumores acerca de lo que hacía la pornodiputada en su espectáculo.  Cicciolina fue objeto de seguimiento especial en HERALDO. A la entrevista realizada por María José Bruned siguió, un día después, la crónica del 'espectáculo', que escribió Alfonso Zapater. Alfonso, al que el corazón no le cabía en el pecho, confesó años después que no estaba nada satisfecho de aquella crónica, puesto que había sido bastante duro con Cicciolina. Pero, digo yo,  si uno va a un espectáculo y ve lo que ve... Les voy a ahorrar la demoledora crítica de Zapater, que tituló "Zaragoza ignoró a Cicciolina". De antetítulo, "Vino y no convenció"; y de subtítulo, "Fallaron el público y también los aplausos".
Contaba que se había encontrado en el Malvaloca a Mary de Lis y que ésta, con esa retranca tan suya, le comentó muy seria que había ido allí "para saber cómo se hace para ganar millón y medio de pesetas en una gala". Millón y medio de pesetas de 1988 era toda una pasta, que el propietario no debió recuperar porque, según la crónica, al espectáculo solo acudieron "menos de doscientas personas, y menos de la mitad de ellas, de pago". Un espectáculo que fue "burdo y rutinario, sin ética y, lo que es peor, sin estética". "Lamentable, frío y sin gracia. Y así durante una hora, que ya es durar". En fin, lo dejo ya.
Y con esta 'Tinta' de hoy se abre una nueva etapa del blog, que ya no interesa al periódico de papel y sigue su camino en Heraldo.es. Aunque las vacaciones están cercanas, y este año quiero estirarlas un poco para recopilar más material, seguiremos como siempre: un texto diario de lunes a viernes y los fines de semana intentaré ofrecerles algún reportaje de seguimiento de los temas y personajes ya publicados. Es muy posible, también, que Tinta de Hemeroteca dé el salto a Facebook, aunque no sé si con ello ganará lectores. Y como no tengo muy claro cuál es el próximo tema que sacaré aquí, tendrán que buscarlo ustedes el lunes. Si les gusta el blog, no teman, acabo de pasar de las 200 textos y mi objetivo es llegar a los 1.000. Así que quedan 'tintas' para rato.




Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo