Despliega el menú
Blog

Blog - El buen jardinero

por David Navarro

La misteriosa danza de las abejas

Fértil. El huerto urbano es estos días un trajín de abejas, moscas y mariposas que visitan las flores que ya están brotando en las verduras. Tomates, pepinos, calabacines, sandías y melones ya están en flor y despliegan todos sus encantos para que los insectos se posen en ellas. Las flores encontraron hace millones de años un aliado perfecto en los insectos voladores, que lograban con mayor precisión que el polen de una planta llegara sin problemas a otra. Hasta entonces, las especies vegetales habían dependido del viento, con el consiguiente gasto energético que supone fabricar miles de millones de células reproductoras, la mayoría de las cuales terminaban en suelo estéril.

Con la aparición de las flores, las plantas dosificaron sus energías, centrándolas en la creación de grandes pétalos atrayentes, perfume embriagador y un buen surtido de néctar. Y las abejas aprendieron a hacer su misteriosa danza para avisar a sus compañeras de la presencia de un bancal lleno de alimento. Estos días, las abejas están atareadas bailando, llenando sus patas de polen y fabricando, sin saberlo, los frutos.

¿CÓMO SE FORMA UN TOMATE?

>> Una flor perfecta. Las flores del tomate, como las de todas las angiospermas, tienen una parte masculina y otra femenina. En la masculina (androceo) están los estambres, cargados de polen o células reproductoras. En la femenina (gineceo) está el ovario, donde se forma el fruto tras entrar el polen.

>> Polinización. La flor amarilla del tomate atrae con su color y aroma a la abeja, que se posa en ella para alimentarse del néctar. Para llegar a este rico jugo, ha de pasar por los estambres y, sin darse cuenta, sus patas se llenan de polen, que depositará después en la parte reproductora femenina.

>> El fruto. El aparato reproductor femenino tiene como entrada el estigma, muy pegajoso para retener el polen. Cuando esta célula masculina se une con la femenina en el ovario, comienza el proceso de multiplicación, universal en los seres vivos. El 'bebé' de la flor será el jugoso fruto.

Etiquetas
Comentarios