Blog
Suscríbete por 1€

Un serbal para ayudar a los pájaros en invierno

Despensa. Una vez haya pasado el otoño, los pájaros dependerán de las bayas que encuentren en el campo para alimentarse. El jardinero puede combinar el amor por los árboles con la protección del medio ambiente plantando en su terreno especies que den alimento a las aves en los meses más fríos. El serbal es una de las mejores opciones, tanto en su variedad doméstica como en la silvestre, también llamada 'de cazadores'. Precisamente, se denomina de este modo porque era utilizado por los cazadores antiguamente para cazar pájaros. A sabiendas de que las aves distinguirían desde la distancia el color rojo de los frutos, esperaban escondidos a que se posaran y comenzaran a picotearlas para darles caza. En Aragón puede encontrarse de manera silvestre en la tierras cercanas al Pirineo, así como en el Moncayo, ya que necesita de suelos con un ph alto, bastante ácidos. Sus frutos se encuentran maduros estos días y pueden verse en algunos ejemplares que decoran las calles de la ciudad. En un jardín, se puede colocar en cualquier punto, pero habrá que tener especial cuidado en protegerle del exceso de cal. Mediante un acolchado de corteza de pino y añadiendo materia orgánica al menos una vez al año crecerá a gusto y regalará sus frutos rojos cada otoño durante muchos años.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión