Despliega el menú
Blog
Suscríbete

Blog - La voz de mi amo

por Matias Uribe

¿Quién escucha la radio musical?

Empieza a rodar septiembre y este blog, tras un pequeño parón agosteño, abre tratando de refilón el asunto de 'Aragón Suena', el programa de Sergio Falces y David Chapín, que Aragón Radio se ha "cepillado", no se sabe por qué razón, para, a renglón seguido, apremiado quizá por las muchas voces de protesta, inventarse otro nuevo y diario (de una hora, por cierto, y no de dos, me corrigen, lo cual tampoco es como para echar las campanas al vuelo, tratándose de una emisora autonómica). Es la cara A (amarga) de este inesperado disco de retorno veraniego.

La cara B, donde en más de una ocasión los artistas escondían lo mejor, lo más sorprendente o lo más personal, incita a plantear una pregunta cruda, mollar y generalista: ¿Pero de verdad interesa la radio musical? ¿Quién la escucha? Hubo un tiempo en que no había más remedio que acudir a programas especializados para ponerse al día y disfrutar con lo que el "locutor" (así se decía antes) del momento ofrecía. Era obvio: existían esos programas especializados y, conectados privilegiadamente a las discográficas o a sus propias inquietudes para comprar discos, ofrecían un baño de palpitante información, inaccesible por otro conducto. Desde el inolvidable Ángel Álvarez a Raúl Matas, José María Mantilla, Mariano de la Banda, Miguel de los Santos, el Mariscal Romero, Eduardo Sotillos, Carlos Tena, Constantino Romero, Ramón Trecet, Rafael Abitbol, Diego A. Manrique, José Manuel Costa, Jesús Ordovás...(aquí, Cachi), la radio española ha estado sembrada de grandes nombres y grandes programas de radio musical.

Hoy, el escenario ha cambiado por completo. Ya no existen, o son muy pocos, esos grandes nombres. Las nuevas tecnologías han provocado una revolución tal que casi han borrado la necesidad de esos nombres y de esos programas. Con las facilidades existentes para acceder a cualquier tipo de música (myspace, emule, youtube, blogs, news, ftps...), ahora es cada cual quien se convierte en 'pinchadiscos' de sí mismo. Qué mejor que cargarse cada cual su ipod con una montaña de canciones favoritas que sea otro quien te componga el menú a escuchar. Es verdad: se ha perdido información directa, cercanía, conexión con una voz familiar..., pero a cambio se ha ganado independencia y sobre todo no estar pendiente del dial a una hora determinada. Me temo pues que la radio musical especializada está en horas bajas.

Yo, realmente, no la escucho ni siento la necesidad de antaño. En tiempos, vamos en los ochenta, era adicto a Radio 3 y a Cachi, pero desde hace muchos años mi dieta de radio musical es mínima. Escuchaba a menudo a Sergio y David, sobre todo a través de ese nuevo invento que es el podcast, paseo alguna que otra vez por Rock & Gol, alguna madrugada me topo con el Cifu... y pare de contar. Probablemente me esté perdiendo cosas interesantísimas, especialmente en las radios libres, pero, eso, percibo que la radio musical especializada e incluso la comercial -Los 40, Kiss, Europa FM...- es cada vez más prescindible e incluso está en declive. O, a lo mejor, no. ¿Tú que dices? ¿La escuchas? ¿Algún programa que recomendar?

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión