Despliega el menú
Blog

Blog - El buen jardinero

por David Navarro

Mirtos en flor que adornan el paisaje mediterráneo

En la antigua Grecia no solo se coronaba con laurel. A los héroes que habían sabido vencer de una manera no violenta se les reconocía mediante coronas de mirto. El myrtus communis es un arbusto mediterráneo, resistente a la sequía y perfecto para jardines y terrazas aragoneses. Como buena planta mediterránea, se defiende de sus depredadores segregando un aceite muy aromático, lo que le ha llevado a ser un arbusto muy apreciado por las diferentes culturas de la antigüedad. Si los griegos lo consagraban a Afrodita y lo consideraban símbolo del amor, los judíos lo veían como un regalo de la benevolencia divina y con él coronaban a las novias el día de su boda.

Etiquetas
Comentarios