Despliega el menú
Blog
Suscríbete

CURIOSIDADES DE LA BOTÁNICA

¿Por qué pican las guindillas?

Los responsables del sabor ardiente son los capsaicinoides, y entran en acción para protegerse de los ataques

guindillasfuera
guindillas

A simple vista, el mundo de las plantas parece tranquilo y apacible. En realidad, es un campo de batalla en el que sobrevive el más fuerte o mejor preparado. Son muchas las técnicas de las plantas para defenderse y una de ellas es llenar sus hojas o frutos de compuestos químicos de sabor desagradable e incluso venenoso.

Las guindillas pican, precisamente, para defenderse de sus depredadores. Los responsables del sabor ardiente son los capsaicinoides, ingredientes activos generados por los pimientos para protegerse de los ataques. Pero, ¿quién es el principal enemigo de las guindillas? Un hongo microscópico llamado fusiarium que se introduce en el fruto aprovechando los agujeros que dejan los insectos en el exterior. Así, acaba con las semillas e impide que nuevas plantas lleguen a nacer. Los capsaicinoides tienen propiedades antimicrobianas y, por ello, siempre se ha considerado que la planta los producía para defenderse del hongo.

La Universidad de Washington, en el estado norteamericano de Seattle, ha conseguido demostrar que, efectivamente, el sabor picante de las guindillas y otros pimientos es un mecanismo de defensa. Un equipo de investigadores estudió la incidencia del hongo y el grado de picor de los frutos y llegó a una interesante conclusión: en las zonas donde el hongo era más común y atacaba con más frecuencia, las cosechas eran más picantes. En cambio, en aquellos sitios donde el hongo no actuaba o no presentaba un gran peligro, las guindillas pican bastante menos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión