Blog
Suscríbete

curiosidades de la botánica

Eléboros que florecen en la quietud invernal

Se conoce a esta planta también como Rosa de Navidad y en Aragón se la puede encontrar en claros de bosque de robles y laderas de montañas calizas.

heleboro
Un eléboro en floración
Rasbak

>> Vida. Aunque los bosques permanecen en invierno silenciosos y oscuros, la vida no cesa. En enero, el ciclo primaveral comienza a ponerse en marcha y los primeros en saludar al año nuevo son los eléboros (helleborus spp.). Por las fechas en las que florece se conoce a esta planta también como Rosa de Navidad y en Aragón se la puede encontrar en claros de bosque de robles y laderas de montañas calizas.

Es una planta muy hermosa y atrayente pero también tremendamente venenosa, por lo que no se recomienda su cultivo en jardines particulares. En caso de que se cultive, agradece los suelos húmedos y la exposición en semi-sombra. Florece a partir de diciembre pero puede dar sorpresas de un año a otro y esperar hasta la primavera para dar sus flores. Su ingestión provoca fuertes dolores estomacales y en dosis fuertes incluso llega a causa la muerte. Reducida a polvo, consigue entimecer los miembros hasta que apenas se pueden mover, lo que ha causado algún disgusto a los naturalistas que la recolectaban para estudiarla, como cuenta el mismo Pío Font Quer en su obra 'Flora Española'.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión