Despliega el menú
Blog

Blog - El buen jardinero

por David Navarro

botánicos aragoneses

El espíritu de Joaquín Costa perdura en los árboles

Es uno de los ilustrados más admirados de Aragón, pero sus palabras más cariñosas se las dedicó a los árboles: "Son obreros incansables y gratuitos, cuyo salario paga el cielo"

costafuera
costafuera

>> Siglo XX. Los meses de febrero, coincidiendo con el aniversario de la muerte de Joaquín Costa (Monzón, 1846-Graus, 1911), se celebra en muchos puntos de Aragón la Fiesta del Árbol, en la que estudiantes de muchos pueblos plantan ejemplares jóvenes de árboles, como homenaje a la figura del regeneracionista, que consideraba la repoblación como uno de los pilares de la modernización de España. ¿Cuántos árboles deberán su vida al empeño del pensador Joaquín Costa de reverdecer el territorio? ¿Seguirán todavía vivos los ejemplares que el aragonés animó a plantar, siempre rodeado de niños? Resultaría interesante investigar en el arbolado y catalogar aquellos que se plantaron gracias a la labor del intelectual oscense.

Bellos discursos

Joaquín Costa es una figura clave del regeneracionismo español, corriente surgida tras el "Desastre del 98". A través de la Institución Libre de Enseñanza, apostaba por una nueva política educativa, en la que la naturaleza jugaba un papel fundamental. Además, la obra de Costa es prolija en materia agrícola y promovía una reforma del campo basada en la expansión del regadío. Pero fueron los árboles los que gozaron de su cariño y a ellos dedicó bellos discursos en las Fiestas del Árbol. "Son obreros incansables y gratuitos, cuyo salario paga el cielo -decía-. Al nacer, nos reciben en las cuatro tablas de una cuna; al morir, nos recogen en las de un ataúd".

Etiquetas
Comentarios