Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

ONG

El primer centro de día y consigna para personas 'sin techo' se abre en el Gancho

La idea, que partió del padre Cendoya, sacerdote de la parroquia de San Pablo, tras detectar un importante aumento de personas sin hogar, cuenta con el trabajo de voluntarios y la ayuda de las Conferencias de San Vicente de Paúl, CAI y ASC.

Europa Press. Zaragoza Actualizada 16/07/2012 a las 13:37
6 Comentarios

El barrio de San Pablo, más conocido como del Gancho, cuenta desde hace unos días con el primer centro de día y consigna de Zaragoza para las personas 'sin techo'.

El centro, situado en la calle de San Blas, número 7, está atendido por un grupo de diez voluntarios, entre ellos el coordinador de este proyecto asistencial, Fernando Rodríguez Barrera. Allí acuden diariamente más de 50 personas sin recursos para recibir alimentos, disfrutar de un lugar de acogida, convivencia y orientación, y guardar las escasas pertenencias con las que cargan.

La idea partió del padre Ignacio Cendoya, sacerdote de la parroquia de San Pablo, tras detectar un importante aumento de personas sin hogar y la necesidad de poner en marcha nuevos recursos sociales que les ayuden a retomar el rumbo de sus vidas.

La iniciativa ha contado con el apoyo decisivo de las Conferencias de San Vicente de Paúl, que ha cedido el local desinteresadamente, de la Obra Social de Caja Inmaculada (CAI) y de Acción Social Católica (ASC), instituciones que han aportado los fondos para acondicionar las instalaciones y llevar a cabo la labor asistencial.

El centro tiene una superficie de 110 metros cuadrados, distribuidos en planta calle y sótano. Dispone de diferentes servicios para que los usuarios puedan descansar, distraerse y resguardarse del calor, del frío o del agua durante el día.

"Este proyecto complementa el trabajo de otros recursos asistenciales, como pueden ser los comedores sociales o los albergues". "Nosotros, ha explicado el coordinador Fernando Rodríguez, "les damos la merienda y la cena para completar su alimentación.

Por otro lado, "hemos habilitado la planta baja como consigna para uso de 90 personas con el fin de liberarles de bultos mientras están en la calle buscando su medio de vida".

Además de atender las necesidades básicas, el principal objetivo es evitar que la desestructuración social y personal de los beneficiarios se cronifique. "Queremos eliminar los riesgos de exclusión y para ello intentamos encontrarles pequeños trabajos que les hagan participativos, así como informarles, orientarles y ayudarles a que superen su actual situación", ha añadido Rodríguez.

Según datos facilitados por Cruz Roja Zaragoza, su Unidad Móvil de Emergencia Social atendió en 2011 en la capital aragonesa a 493 personas sin hogar, de las que la mayor parte transitaban con sus pertenencias en sacos o bolsas. Todas ellas tienen ahora en el centro un nuevo espacio donde aligerar su carga, cuidar su alimentación y, sobre todo, recibir grandes dosis de apoyo, solidaridad y esperanza.
Más información


  • MARIA17/07/12 00:00
    En primer lugar, dejo claro que felicito esta intervención parroquial, algo hay que hacer pero estoy de acuerdo con María, creo que no se debería crear más de lo mismo en este gueto que es el actual Casco viejo de Zaragoza.   Resulta que otros barrios saliendo a las calles paralizan la cesión de solares para ayudar a colectivos más desfavorecidos, nadie quiere ver la realidad actual: no se puede vivir en el Casco viejo.  Hay que sacar de las calles del casco viejo estas problemáticas porque es justo y necesario que toda la ciudad las conozca, las vea y conviva con ellas para comprenderlas.  Es muy fácil llevarlas de nuevo donde está el comercio de carne en las calles y en los clubs de alterne (desde las 9 de la mañana), el comercio de drogas, los pisos  pateras, las basuras tiradas, la suciedad, al final la degradación siempre la sufrimos los mismos.  Yo les hago una recomendación trasladen este Centro de día a la Plaza del Pilar y usemos la Casa de la Iglesia, el Arzobispado o el Cabido, al lado del Ayuntamiento, donde todos nos demos cuenta de la realidad. Quiero vivir en otro Casco Viejo. 
  • Darwinista17/07/12 00:00
    Felicidades por impulsar cosas asi para ayudar a los demás. Me alegra mucho saber que el impulsor ha sido un cura del barrio, para que luego la gente critique tanto a la Iglesia. Aparte de los indeseables que hay en todos sitios, hay muchos religiosos trabajando por los demás, como para meterlos a todos en el mismo saco. Enhorabuena por la magnífica labor que estais realizando desde hace tantos años en San Pablo. 
  • Goyo17/07/12 00:00
    Mi reconocimiento y admiración para el padre Cendoya, Don Ignacio para los que le conocimos hace años en Las Delicias. Sigue así amigo.
  • MARISA16/07/12 00:00
    ME parece muy bien la idea pero no creo que sea el lugar mas indicado estamos trasladando al casco historico ,toda la problematica social, cuanto tardaremos a ver filas el la puerta de este local. reune condiciones, tiene permisos mumicipales, mientras se esta quitando la recirculacion de personas en la zona , con el cierre de ayuntamiento y juzgados ,seguimos acercando la problematica social al casco
  • jesus casas16/07/12 00:00
    espero que alguna vez se reconozca la labor del padre cendoya en el gancho pues este sacerdote hace la labor cristiana desde el punto de vista solidario y de ayudar a los que menos tienen y mas lo necesitan cuantos señores de la conferencia episcopal tendrian que aprender de el y sus jefes de roma 
  • Elena16/07/12 00:00
    ENHORABUENA, Me parece muy buena idea lo de la consigna, el ir cargado con los bultos es estigmatizante e incómodo a la hora de intentar buscarse la vida. De igual modo en algún programa ví que en Sevilla en un centro religioso también ofrecían duchas y lavandería con muchísimo éxito ya que a nadie le gusta ir echo un guarro. No se si en Zaragoza hay algo parecido. En fin son ayudas sencillas pero que sirven muchísimo. Sobre el comentario 1 de MARISA, espero que haya iniciativas como esta en más sitios de la ciudad, y como ella, también discrepo de la política que ha llevado a alejar ayuntamiento y juzgados del casco histórico, que sin duda notará mucho la ausencia de movimiento de funcionarios, abogados...etc que daban + vida a esa zona los días laborables.


Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo