Despliega el menú
Fiestas del Pilar

Fiestas del Pilar 3013

Cómo vestirse para la Ofrenda de flores

De gala, de diario, refajo a la vista o escondido, mantón de merino, algodón, seda o manila... Vestirse para las Fiestas del Pilar es toda una ciencia que se adapta a todos los bolsillos.

Zapatillas de violín, miñonera y de calanda
Cómo vestirse para la ofrenda_8
P.P.

"Toda dama aragonesa va siempre con mantón", informa una de las propietarias de la legendaria tienda San Jorge de la calle de Santiago de Zaragoza.

Natalia explica con paciencia a los incultos los entresijos de los trajes regionales aragoneses. Lo que comunmente se llama 'traje de campesina' no lo es, mezclar un 'traje de diario' con un mantón de manila -con bordados hechos a mano- no es demasiado correcto, y el traje original para las niñas es igual que el de las mujeres adultas, no el negro que tanto se ha popularizado. "No tiene sentido que las mayores vayan tan coloridas y las niñas tan oscuras, eso no era así", informa.

Según comenta, los hombres son los que más se ciñen al estilo original, con calzón negro, chaleco por debajo de la faja y camisa blanca. Algunos, los más coquetos o los que ostentan un mayor poderío económico, con chalecos de seda brocada.

De diario o de gala. De vaqueros o de boda.

Entre los más comunes para la mujer hay dos estilos: de diario o de gala. "El de diario es el que usaban entonces de la misma forma que nosotras llevamos ahora los vaqueros. La gente lo llama de campesina pero al campo iban con harapos igual que nosotras vamos con lo peor que tenemos para ir a recoger almendras". El de diario se compone por un refajo que en teoría no debería verse, una falda de algodón encima, un delantal, una chambra -blusa blanca-, y un manto de algodón (o de merino si es invierno). "También se puede llevar con mantón de seda, que sería cómo las mujeres normales se ponían un poco más guapas. Como cuando nosotras nos arreglamos para un sábado por la noche", ejemplifica Natalia.

El traje de gala era el propio para ir a misa o a una boda y se distingue por la falda de seda, el jubón -blusa más apretada que puede variar de color- y el mantón de seda o manila -bordado a mano-.

En cuanto a precios, desde esta tienda con más de 35 años de experiencia informan de que cada uno puede gastar lo que quiera. "Para niños hay mantos desde los 15 euros, y puedes tener un traje de diario con todas las partes por 400 euros. Lo que puede alcanzar un precio más caro son los mantones de manila, que oscilan entre los 300 y los 2.000 euros, mientras que de seda hay desde los 120 euros hasta los 340.

Caprichos especiales

Adriana ultimaba este viernes los detalles de su traje nuevo. Ella ha decidido salirse este año de la norma y ha optado por un traje más especial, de una zona concreta de Huesca. Ha reciclado algunas partes pero el precio final no baja de los 1.000 euros. Desde la tienda explican que hay muchas personas que "se cansan" de verse igual en las fotos año tras año y que deciden "darse caprichos" como el de Adriana, que es cantante de jota.

En cuanto al calzado, Natalia asegura que la zapatilla auténtica es la de calanda para ella -con punta de alpargata, refuerzos de cáñamo y trenzadas- y la miñonera o la de violín para él.

Volver al suplemento de las Fiestas del Pilar.

Todo sobre la Ofrenda de flores.

Etiquetas