Despliega el menú
Fiestas del Pilar

En el corazón de la fiesta / 5

"Aún no le he cogido el punto a la jota"

Alejandro Elías, Álex, es músico de Mister Hyde, periodista y amante de la música y el cine.

Alejandro Elías, Álex, de Mr Hyde
"Aún no le he cogido el punto a la jota"

Dice Alejandro Elías, Álex (Zaragoza, 1983) que ha estudiado Periodismo por “un romanticismo grave. Y por mis inagotables ganas de contarle cosas a la gente. Y por mi amor a la música y el cine”. Es uno de los componentes del grupo Míster Hyde y uno de los jóvenes roqueros con más proyección de Aragón. 

-¿Puede existir alguna razón para poner una bomba en la basílica del Pilar?

-Sí, llamar la atención. Es la única razón que se me ocurre. Y yo soy de los que abogan por llamar la atención haciendo cosas buenas.

-¿Qué significa el Pilar para usted?

-El Pilar, como edificio, es el símbolo de Zaragoza. Y me gusta que a esta ciudad se la reconozca con un símbolo, con un golpe de vista en una postal. Madrid, por ejemplo, no tiene esa suerte. Las Fiestas del Pilar significan calle, gente, beber, comer, amigos, cerveza, música y, en mi caso, trabajo.

-¿Qué es lo que más le gusta o le disgusta?

-Las Fiestas del Pilar son las fiestas del “with or without you” o del “ni contigo ni sin ti”. Las amas y las odias al mismo tiempo. Por un lado no me atrae nada el universo “peñista”, las aglomeraciones populares, cierto aire chabacano, el derroche inmoral de dinero público en espectáculos sin ninguna calidad, las charangas, los borrachos tirados en la calle, etc. Pero por otro lado, cuando llegan estas fechas no puedes evitar una sonrisa. Todo lo bueno y lo malo de la ciudad y de su gente sale a la calle estos días y se hace visible. En realidad, llevo viviéndolas intensamente todos los años de mi vida.

-¿Cuál es el lugar de un grupo como Mister Hyde en la programación de las fiestas?

-Sin ninguna duda, ese lugar es la plaza del Justicia. Allí es donde se hacen los conciertos que en mi opinión tienen algo de sustancia. Además me parece uno de los mejores sitios para hacer un concierto: a los pies de semejante iglesia (un monumento), al aire libre y en pleno Casco Viejo. Por suerte hace dos años tocamos allí por primera vez y este año repetimos. Hay otros muchos lugares y salas de conciertos que también programan buena música durante las fiestas. Me parece un error pensar que toda la programación es mala. Como pasa con todo, hay que saber separar el grano de la paja.

-¿Qué grupos y solistas le han marcado especialmente?

-He visto varios conciertos muy buenos durante las Fiestas del Pilar. Recuerdo Extremoduro, Amaral + Las Novias, Travis, Fangoria, Loquillo, Bunbury, etc. Y cientos de conciertos más de los que ahora no me acuerdo. Pero el Pilar es sin duda la fiesta de la música, y eso siempre es motivo para salir a la calle y disfrutar. También me gusta mucho detenerme y escuchar a los músicos callejeros, que cada día son más y mejores. Me encanta que la música salga a la calle.

-¿A qué recuerdos están asociados estos días?

-Durante la niñez, al Parque Bruil con mi abuelo Vicente, el mercadillo gastronómico de plaza de los Sitios, las ferias, Labordeta, etc.; durante la adolescencia, beber, saltar y comer patatas asadas en Interpeñas (no tengo muchos más recuerdos, je, je, je) y ahora trabajar, disfrutar de la música, ver y tocar conciertos y por supuesto vivir la calle.

-¿Cuáles son sus espectáculos favoritos, los que no deja pasar?

-Mi lugar predilecto es sin ninguna duda el Casco Viejo. El Tubo, Heroísmo, San Miguel, etc. Si durante todo el año es el lugar con más encanto de Zaragoza, durante estos días coge un color especial. También lo es el bar Mañana, en la calle Almagro, nuestro cuartel general. Pero este lugar es predilecto siempre…

-Si tuviera que contarle a un foráneo las claves de las Fiestas del Pilar, ¿qué le diría?

-Le acompañaría hasta el Tubo y dejaría que se perdiera entre sus calles. Creo que ahí comprendería en pocos minutos en qué consisten nuestras fiestas.

-¿Cuál es su debilidad gastronómica?

-Sin duda, son tiempos de buena comida. He trabajado casi toda mi veintena de camarero en distintos bares del Casco, recuerdo mi época en el Belanche: se agotaba el género a los pocos días de empezar. Hay un manjar que rara vez dejo escapar durante las Fiestas del Pilar: las patatas asadas de Interpeñas.

-¿Qué le sugiere la Ofrenda?

-No acudo, no participo. Eso sí, me sugiere la unidad de los zaragozanos, en mi opinión algo importante.

-¿Qué nos recomendaría para estos días, qué libro, qué disco, qué serie de televisión...?

-Un disco: ‘Loud like love’ de Placebo. Un libro: ‘Todos los vampiros quieren ser estrellas de rock’ de Octavio Gómez Milián. No veo series de televisión.

-¿Cómo se lleva con la jota?

-Todavía no le he cogido el punto. Todavía no nos llevamos muy bien. Pero la respeto enormemente y, sin duda, uno de los recuerdos de mi niñez durante el Pilar es oír cantar jotas.

-¿Recuerda algún pregón especial, algún pregonero?

-Casi nunca he ido al pregón. Huyo del universo “peñista”.

-¿Quién ha sido el gran personaje de sus Pilares?

-Mis compañeros de trabajo durante todos mis años de camarero.

-¿Se apoya a la música pop y rock en las fiestas o no?

-Sí, se apoya. Y el que diga lo contrario es que no tiene ni idea. Está la plaza del Justicia haciendo conciertos de pop y rock durante toda la semana, está la Carpa de Grupos Aragoneses con bandas locales durante toda la semana, está la Carpa del Ternasco, hay cientos de músicos de rock tocando en la calle, en las salas, en los bares. Si quieres oír rock y pop, te puedes hartar. Ahora bien, como he dicho antes, no pretendas que traigan a las Fiestas del Pilar a Chris Isaak o a Morrissey. Eso es ser un ingenuo.

-¿En qué momento está Mister Hyde?

-Estamos terminando de componer nuestro nuevo disco, y buscando estudio y productor para grabarlo. Estamos buscando de nuevo conciertos en Madrid y Barcelona. La rueda vuelve a girar. Este próximo viernes 11 de octubre tocaremos en la plaza del Justicia a las once de la noche. Quedan invitados.

Etiquetas