Despliega el menú
Fiestas del Pilar

Fiestas del Pilar

Una tarde en las ferias

Pasar una tarde en las ferias es un plan ineludible, cada año, en las Fiestas del Pilar.

Interior del recinto de Valdespartera
Una tarde en las ferias
A. M. B.

Montar en los autos de choque, comer algodón de azúcar o, simplemente, dar un agradale paseo. Las ferias están para pasarlo bien, muy bien. Cada uno a su manera, como prefiera. El recinto de Valdespartera es estos días un ir y venir de familias, peñistas y curiosos que caminan entre las atracciones, casi hipnotizados por el intenso aroma de los tentempiés.

El buen clima que reina en Zaragoza en el inicio de estas Fiestas del Pilar ha podido, de momento, con la crisis, para gozo de los feriantes. "Estamos notando que viene bastante gente, puede que algo más que el año pasado", explicaba Julián, responsable de una de las atracciones.

Por las improvisadas calles se ve a decenas de niños tirando de la mano de sus respectivos padres, insistiendo en subir aquí y allá. De fondo, miles de músicas y sonidos entrelazados y un puñado de voces de feriante retando a los visitantes a conseguir grandes premios.

Este año las ferias han llegado con un repertorio bastante parecido al de octubres anteriores, aunque con una importante baja: el 'Mirador Princess', la noria transportable más alta de Europa, que este año reposa a orillas del Ebro.

Le ha tomado el relevo el 'Gigant XXL', un enorme molino de dos aspas que gira a gran velocidad. Demasiado, quizá para los más indecisos, que una vez debajo de la mole se echaban para atrás y optaban por otras diversiones menos exigentes para el corazón.

Lo cierto es que en el recinto hay barracas y atracciones para todos los gustos. No faltan los bingos y juegos de azar con papeletas. Tampoco el tiro al blanco o los enormes toboganes. Una caravana de felicidad que pronto partirá hacia otra ciudad y que miles de zaragozanos no van a pasar por alto.

Consulte toda la información sobre las Fiestas del Pilar en nuestro Suplemento Especial

Etiquetas