Despliega el menú
Fiestas del Pilar
Suscríbete
-

Delinqüentes, listos para armarla otra vez

Delinqüentes.
Delinqüentes, listos para armarla otra vez
HERALDO

Hace un año ya que vinieron a los pilares, al_Espacio Z. Esta noche se cambian de zona: será en Interpeñas. Los Delinqüentes Diego y Canijo, junto a sus compañeros de la Banda del Ratón, charlaban entonces con HERALDO desde la furgo, en las campas de Ciudad Real, a medio camino desde su Jerez natal, en plena partida del Buzz (juego de preguntas y respuestas de la Playstation). “Es una señal, compadre -comentaba Canijo el pasado jueves- me acuerdo de eso: llevaba casi un año sin jugar, y esta tarde me he puesto ese mismo juego. ¿Curioso, no?”.

El caso es que entre partida y partida, los jerezanos han amasado un año de éxitos que parece hacerles inmunes a la crisis. Su alianza con el sello El Volcán ha tenido mucho que ver. “Mucha lava, mucha -ríe Canijo-, un cambio radical, lo que tiene estar con un sello pequeño que se preocupa más por ti, en una multinacional pasa a veces que no te hacen tanto caso. El Volcán es pequeñito, pero grande de corazón, se vuelcan, somos muy colegas. Y trabajan mucho”.

Canijo precisa un poco más el halago a sus nuevos compañeros en eso de delinquir en los escenarios. “¿La promo? Ya ves: ‘Buenafuente’, ‘El hormiguero’, todos los telediarios, prensa nacional y regional fuerte... hemos tocado en Nueva York, ahora nos vamos a África, volveremos a México... no veas cómo se mueven los tíos. Tuvimos un agosto bajito, pero de septiembre a noviembre tocamos tres o cuatro veces cada semana, al final haremos aquellos 120 bolos al año, como suele pasar. Crisis hay, claro, los ayuntamientos pagan menos, pero uno se adapta, baja el caché un poco y ya está, o se lleva una formación más reducida, viajamos más barato... pero tenemos la misma energía, lo pasamos de maravilla en el escenario, como tiene que ser si te fijas que somos amigos desde chicos. Nos miramos a los ojos y hay brillo… más de dos horas ahí, cambiando canciones para no aburrirnos, motivados...”.

Hay algo que nunca falta con Delinqüentes: el recuerdo a Migue, su cantante, fallecido hace unos años. “Es bonito acordarse de los que no están, y Migue es nuestro hermano: sigue vivo, porque las canciones son eternas. Primavera eterna, también en el Pilar: siempre trompetera. Y vendremos cada año, claro que sí”.


Etiquetas