Despliega el menú
Fiestas del Pilar
Suscríbete

PILAR 2009

Zaragoza se prepara para las fiestas con los primeros llenos en conciertos y toros

La plaza de toros registraba ayer importantes filas para sacar entradas para los festejos del Pilar.
Zaragoza se prepara para las fiestas con los primeros llenos en conciertos y toros
JUAN CARLOS ARCOS

Los almacenes de los bares hacen acopio de provisiones, los restaurantes ofertan menús especiales, los cachirulos decoran los escaparates y los cajeros automáticos echan humo con la venta de entradas. Zaragoza se prepara para un Pilar 2009 que tendrá mañana un aperitivo festivo, antes del esperado pregón del sábado. No han empezado las fiestas y el 'No hay billetes' ya cuelga en las taquillas de varios conciertos y de la plaza de toros.

 

En el año más crudo de la crisis, todos los indicadores objetivos -venta de entradas, ocupación hotelera, reservas de restaurantes...- hacen un guiño a sus protagonistas. Las sensaciones son positivas y hay recintos festivos que incluso llevan un ritmo de ventas superior al de años anteriores.

 

Interpeñas ya ha agotado sus entradas de noche para el día 10, aunque aún se puede acceder ese día al recinto peñista comprando pases para el concierto de Andrés Calamaro, que comienza a las 23.00. Braulio Cantera, presidente de Interpeñas, cuenta que el ritmo de venta de entradas "está siendo muy bueno", y que las previsiones "se están cumpliendo de sobra". Por el parquin sur de la Expo, sede de las carpas de las peñas, el año pasado pasaron 240.000 personas, una cifra que esperan igualar o incluso superar en esta edición.

 

El Espacio Z de Valdespartera, por su parte, también roza los primeros llenos. Los organizadores de este recinto reconocen que en las pasadas fiestas "fue deficitario", pero Luis Huerta, uno de los promotores, apunta que "este año va mejor". Han reducido el aforo de 25.000 personas a 15.000 y ya han vendido más de 10.000 entradas para el concierto de El Canto del Loco y Hombres G del domingo, día 11. El lleno está asegurado.

 

En esta misma carpa, las entradas para los cantajuegos infantiles también se están agotando, y los promotores estudian hacer una doble sesión. La crisis, sin embargo, se nota estos días previos. Huerta señala que el año pasado recibieron 120 currículos para trabajar de camarero, y que este año han llegado más de 600, "y porque ya no recogemos más". Pese a ello, espera que la gente "salga y aproveche las fiestas".

 

El ritmo de venta en la plaza de toros también es bueno. Esta semana se han formado colas importantes a las puertas de las taquillas, y la reventa ya funciona. Las entradas para ver a Morante de la Puebla el día 11 se han agotado y en las inmediaciones de la plaza ofrecen tiques de 60 euros a 300. Las vaquillas del día 11 tampoco tienen asientos vacíos, y para las corridas de los días 12 y 13 solo quedan las últimas filas de las andanadas.

 

La ocupación hotelera es otro buen termómetro para anticipar las fiestas que vienen. Los días 10, 11 y 12 no hay plazas en Zaragoza. En el cámpin no quedan bungalós disponibles, aunque sí parcelas para tiendas. Para el resto de la semana, hay un 80% de camas ocupadas. Elena Allué, concejal de Turismo, señala que la previsión que manejan es "que se mantenga la llegada de turistas del año pasado", y eso que entonces aún duraba el tirón de la Expo. "Estas fiestas son un clásico y siempre llenan", señaló.

 

Uno de los elementos de atracción volverá a ser la Feria de Zaragoza, que este año tendrá 362 expositores (un 2% más que el año pasado). Manuel Teruel, presidente de la Cámara de Comercio, señaló que esperan llegar "a los 200.000 visitantes".

 

Etiquetas