Niega que difundiera en las redes vídeos y fotos de índole sexual de su pareja de Zaragoza

Un joven de 19 años es juzgado en Zaragoza por un delito de revelación de secretos y contra la intimidad y se enfrenta a penas de prisión. 

El juicio se ha celebrado en la Ciudad de la Justicia de Zaragoza.
El juicio se ha celebrado en la Ciudad de la Justicia de Zaragoza.
Heraldo

Rubén R. L., de 19 años, ha negado ser el autor de la difusión de fotografías y vídeos íntimos de la que hasta hacía poco había sido su pareja, una joven con la que incluso llegó a convivir. Las imágenes fueron divulgadas en septiembre de 2023 a través de Whatsapp, Instagram y Tiktok y llevaron a la afectada a presentar una denuncia en Zaragoza por revelación de secretos, amenazas, injurias y vejaciones. Y desde esa fecha, el acusado tiene una orden de alejamiento de la víctima por el ‘alto riesgo’ de agresión que suponía la conducta del investigado para la joven.

Durante el juicio celebrado este martes en el Penal número 8, Rubén R. L. eludió cualquier relación con la publicación de los vídeos de explícito contenido sexual que, además, iban acompañados de expresiones obscenas, burlas y amenazas. Según alegó su abogado, Luis Ángel Marcén, los mensajes no fueron cotejados con el teléfono de su representado y se ignora de dónde pudieron salir.

Sin embargo, tanto la Fiscalía como la acusación particular, ejercida por la letrada Lorena Arbués, mantuvieron la petición de condena para el investigado porque consideran que hay pruebas suficientes para demostrar que fue él quien lo hizo. La primera solicitó un año de cárcel por revelación de secretos y contra la intimidad, mientras que la segunda añade nueve meses de prisión por amenazas, delitos cometidos todos ellos en el ámbito de la violencia de género. Por injurias solicitan multa o localización permanente.

La víctima fue la primera en conocer las intenciones del acusado, puesto que le anunció que se lo iba a mandar a su madre y luego lo iba a divulgar. La joven le rogó que no lo hiciera, pero él respondió riéndose y diciéndole: “Sí, sí. Te va a ver, lo que hay, lo que eres, la gente sabe lo que hay, sí, sí, vista, ya vas a estar vista, jajaja”.

Ese mismo día, el 16 de septiembre de 2023, Rubén R. L. envió a la madre de la joven un vídeo íntimo de la pareja en el que se reconocía perfectamente a la chica desnuda, además de un enlace a Instagram del perfil de él con el mensaje: “Está vista... ya sabéis lo que hay”. Además, le remitió un un link de una foto de carácter sexual con el subtítulo: “se vende 1 euro todo incluido’”.

La mujer avisó a su hija y a la hermana de esta de lo que estaba ocurriendo y a pesar de que las jóvenes le reprocharon su conducta él respondió con risas, besitos, insultos y comentarios vejatorios. La víctima descubrió poco después una fotografía íntima y un vídeo en Instagram difundidos de modo público. El acusado utilizó también la red social Tiktok para poner un comentario de contenido difamatorio y de idéntica índole sexual que decía: “Más abierta que la puerta del Carmen... Gratis. Un like y te hace malabares”.

El comportamiento y los actos del acusado causaron un grave quebranto de la salud de la joven, que ha tenido que recibir tratamiento psicológico. Por esa razón y por el daño moral causado, ambas acusaciones solicitan una indemnización de 6.000 euros.

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión