Buscan a un ladrón 'desaparecido' tras sufrir un accidente con el coche que había robado en Pradilla

Una cámara de seguridad ha permitido identificar al delincuente, buscado por tres juzgados y que abandonó el vehículo en un campo de trigo.

El coche robado fue localizado a primera hora de este martes en un campo de trigo.
El coche robado fue localizado a primera hora de este martes en un campo de trigo.
HA

¿Qué hace un coche abandonado en medio de un enorme campo de trigo? La respuesta a este interrogante no solo ha permitido aclarar un robo que ni siquiera había dado tiempo a denunciar, sino que también ha servido para identificar a un escurridizo delincuente al que llevan tiempo buscando hasta tres juzgados de Zaragoza. Según las primeras pesquisas, era este fugitivo quien presuntamente conducía el vehículo cuando se salió de la carretera. Y como se supo después, lo acababa de sustraer solo unos minutos antes de la nave de una empresa ubicada en el municipio de Pradilla, en la comarca de la Ribera Alta del Ebro.

Las piezas del puzle se ha encargado de ordenarlas la Policía Local de Tauste, ya que fue una de sus patrullas la que localizó el Renault Laguna siniestrado sobre las 7.15 de este pasado martes cuando circulaba por la carretera que lleva al barrio de Santa Engracia. Los agentes sospecharon que el conductor podría haber sufrido un accidente y estar dentro malherido, por lo que acudieron rápidamente a auxiliarlo. Para su sorpresa, ni en el coche ni en los alrededores había nadie. Así que procedieron a pasar la matrícula por radio para intentar localizar al dueño.

Cuando los policías lograron contactar con el titular del vehículo, este se llevó un buen susto. El hombre estaba convencido de que su berlina seguía aparcada donde la había dejado, pero no era así. No tardó en desplazarse al lugar donde fue encontrada, lo que aprovechó para comentar a los agentes de la Policía Local de Tauste que tenía instaladas cámaras de seguridad en el interior de la nave de la empresa donde se había cometido el robo, dedicada a la recogida y distribución de cebollas.

La nave tenía cámaras de seguridad

El visionado de las grabaciones resultó crucial, ya que en las imágenes aparecía un joven colándose en el recinto y llevándose el Renault Laguna. Lo hacía ataviado con una especie de sábana alrededor de su torso desnudo y haciendo gala de una enorme torpeza al volante. De hecho, al maniobrar con el coche choca varias veces con algunos enseres.

Para sorpresa de los policías actuantes, el individuo que aparecía en la grabación era un vecino de Tauste con el que se habían cruzado esa misma mañana caminando por el arcén de la carretera. Conocían su nombre e incluso dónde vivía, puesto que arrastraba alguna reseña policial por pequeños delitos. Lo que ignoraban hasta ese momento es que sobre él pesaban tres requisitorias en vigor.

El equipo de Policía Judicial de La Guardia Civil de Ejea de los Caballeros se desplazó al campo de trigo donde se encontró el coche para tomar huellas y apuntalar la autoría del robo. Después, varios agentes fueron al domicilio del sospechoso para detenerlo. Sin embargo, no se encontraba allí y por el momento se ignora su paradero.

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión