CC. OO. pide un protocolo para evitar accidentes en el azud de Zaragoza tras un incidente con dos bomberos rescatados

Cayeron al Ebro en abril mientras colocaban la línea de vida y les salvó "in extremis" un compañero en una moto acuática.

El puente del azud, en una imagen de finales de abril
El puente del azud, en una imagen de finales de abril
Guillermo Mestre

La sección sindical de Comisiones Obreras en el Ayuntamiento de Zaragoza exige un protocolo de actuación para evitar accidentes en el azud del Ebro. Lo hacen tras un incidente que ocurrió a mediados de abril, y en el que se vieron implicados tres bomberos. Dos cayeron al Ebro en medio de una crecida, cuando intentaban colocar la línea de vida que impidiera que se acercaran al azud embarcaciones y deportistas. "Estuvieron durante varias horas realizando esta tarea, pero se hizo imposible por el gran caudal del río, los medios que tenían a su disposición y la falta de planificación de la operación", asegura Alberto Sopeña, bombero y delegado de CC. OO. Relata, también, cómo uno de los bomberos con una moto de agua "salvó en extremis a los accidentados". Uno de ellos, explica, "tuvo que recibir varios puntos en la pierna al golpearse con unas rocas".

CC. OO. exige una protocolo de actuación específico para evitar este tipo de situaciones y que los bomberos reciban formación adecuada. Les instaron a colocar la línea de vida un día después de que un piragüista se precipitara por el azud al ser arrastrado por la corriente del Ebro. El sindicato critica, además, que la empresa Aquara, la contratada por el Ayuntamiento para el mantenimiento del azud, "carezca de los medios técnicos y humanos para cumplir con parte de las funciones encomendadas en la licitación". Y es que a ella le corresponden las tareas de señalización, protección, conservación y vigilancia, además del  mantenimiento previo de las siete compuertas, según figura en los pliegos.

El azud, situado a 120 metros aguas arriba del puente del Tercer Cinturón, entre Vadorrey y Las Fuentes, tiene 224 metros de longitud entre las dos márgenes del Ebro. La estructura es de hormigón e incluye siete compuertas abatibles, de 23 metros de longitud y 2,6 de altura. 

Tras el incidente del piragüista, se envió a personal de la especialidad de buceo a colocar la línea de via. CC. OO. denuncia que "una de las compuertas estaba averiada" y que los trabajadores de la empresa de conservación" no tienen formación ni medios para colocarla" así que "deriva la responsabilidad a los bomberos". "La jefatura envía con prisas y sin planificación a tres integrantes de la unidad de buceo a realizar la operación que acabó con un compañero de baja y otros dos que podrían haber sufrido consecuencias graves en el remolino del azud", critica Juan Tamarit, secretario de organización de CC. OO. en el Ayuntamiento. 

Las medidas anunciadas este lunes en la Comisión de Urbanismo, que incluyen adelantar las boyas de seguridad, no les parecen suficientes. CC. OO. pide un protocolo de actuación en el azud, que bomberos "tengan acceso a la sala de máquinas" y se organicen prácticas estandarizadas para supervisar el funcionamiento del azud. 

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión