Zaragoza
Suscríbete por 1€

Inician la retirada de árboles quemados en Moros: "Lo primero es limpiar, y después restaurar"

El incendio de Ateca afectó a 18 kilómetros del río Manubles, afluente del Jalón, en el que se quieren evitar tapones en futuras avenidas.

"Primero limpiar, luego restaurar", inician la retirada de árboles quemados en Moros.
Coordinados por Blas Blesa, Doro, de Mali; Abubakari, de Gambia, y Reduani, de Marruecos, están al frente de las motosierras.
JMACIPE

Los trabajos de retirada de los árboles quemados por el incendio de Ateca en la ribera del Manubles, impulsados por la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), arrancaron este jueves en el término municipal de Moros, cerca del paso de 'El molino'. Hasta allí se ha desplazado una cuadrilla de la empresa pública Tragsa con tres operarios y un capataz que han realizado labores de tala, desrame y tronceo de ejemplares afectados por el fuego, especialmente chopos, aunque también hay dañados sauces y otras especies. En total, se vieron afectados 18 kilómetros lineales solo en este afluente del Jalón.

Tras el apeo de los ejemplares, algunos con alturas de hasta 20 metros, las ramas se cortan 30 a 40 centímetros que puedan servir como leña para los vecinos. Los troncos más largos y el resto del material se dejarán en fincas para que las personas de la zona puedan reponer combustible para las calefacciones en invierno, provisiones que perdieron a causa de las llamas. Coordinados por Blas Blesa, Doro, de Mali; Abubakari, de Gambia, y Reduani, de Marruecos, están al frente de las motosierras.

A ellos se sumará esta próxima semana un equipo con un camión forestal y una oruga con pinza que trasladarán los árboles hasta las campas que estarán disponibles para retirar la madera. Asimismo, los puntos de labor se irán desplazando durante estos días desde el vado de Villalengua y, posteriormente, por las masas de bosque de ribera, competencia del organismo regulador de la cuenca, en los cauces del río Jalón en Ateca y el del río Monegrillo, en Bubierca.

En el incendio forestal de Ateca, en 11 municipios de la zona, tiene una zona afectada que se extiende por más de 14.000 hectáreas, con un perímetro de 72 kilómetros. Entre los muchos daños, se han quemado importantes superficies de bosque de ribera, especialmente en el cauce del río Manubles, pero también en el río Jalón en Ateca y el río Monegrillo en Bubierca. "Es vital que se haga la limpieza más urgente, para evitar tapones y daños por desbordes en las fincas cercanas. Porque ahora parece que está medio seco, pero una vez pase el estío y el riego, el caudal crece", advierte el alcalde morisco, Manuel Morte.

"Lo primero es limpiar y seguido que empiece la restauración", puntualiza el regidor. En este sentido, la CHE explica que una vez concluya la retirada de los árboles quemados, se pasará a las labores de recuperación de la ribera. Hace poco más de una semana, la presidenta, Dolores Pascual, indicó que el organismo pondrá en marcha "proyectos de recuperación", prioritariamente con impulso público. Entre ellos el de un monte que era propiedad de la Confederación desde hace más de 100 años.  

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión