Zaragoza
Suscríbete por 1€

Así es Moros, el pueblo de Aragón más afectado por el incendio de Ateca

Este municipio ha sido tremendamente castigado por el fuego en las últimas horas.

Vista de la localidad de Moros.
Vista de la localidad de Moros.
Laura Uranga

La catástrofe del incendio que afecta a la zona norte de la Comarca Comunidad de Calatayud ha impactado en varios municipios, pero quizá sea Moros el que más afectado se ha visto. También se quemó una casa a las afueras del pueblo, unos embalses de madera de la Sociedad Agraria de Transformación y se vio afectada la canalización principal del pueblo. La cosecha del frutal y cereal ha quedado herida de muerte y la posibilidad de reiniciar la vida cotidiana queda lejos, a expensas de las ayudas solicitadas por las autoridades locales, provinciales y autonómicas a los municipios más afectados.

Moros, un bello pueblo de la provincia de Zaragoza

Moros tiene un verdadero tesoro en su casco antiguo, que ocupa toda una ladera visible desde el bar El Mirador y el peirón de San Blas. Contemplar el Moros viejo desde el mirador diseñado por el arquitecto bilbilitano Sergio Sebastián ha sido siempre una gozada para el visitante, además de la magia que supone recorrer sus empinadas calles. Un lugar pacífico que estos días se ha visto en medio de un infierno. En esa zona quedan pocos vecinos fijos, ya que las pendientes en las calles son tan pronunciadas que la envejecida población fija se ha ido desplazando a la parte alta del pueblo.

Una particularidad del Moros viejo es que a muchas casas se entra por el tejado. Eso ocurre cuando la puerta de entrada está a nivel calle y la casa continúa hacia abajo, en varios pisos, llegando a conectar con la calle de abajo. Otro punto importante de la realidad de Moros está en las acequias, que alimentan embalses cercanos como el del Orcajo y que ayudan a la presencia habitual de aves de diferentes especies en la zona, con águilas perdiceras, búhos reales y buitres, con varias parejas criando en la zona.

Los cultivos típicos de Moros son los frutales, especialmente manzana, pera, melocotón, cereza y ciruela. La escuela cerró hace unos años, y los niños locales estudian en Ateca. Entre los lugares más relevantes para el pueblo está la ermita de la Virgen de la Vega, a las afueras, recuperada recientemente tras años de abandono y un expolio de Erik el Belga. La iglesia parroquial de Santa Eulalia de Mérida, en lo alto de la localidad, se vio afectada en su día por un incendio, hace ahora medio siglo, y aunque se recuperó bien, también ha sido alcanzada por rayos en varias ocasiones.

Última hora del incendio en Ateca.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión