Zaragoza
Suscríbete por 1€

Dos hembras de dogo argentino criadas en Ibdes, las mejores en un concurso internacional

Pedro José Yago Monge, de Jaraba, fundó hace 14 años 'Bravura Maña', un centro especializado en esta raza de perro cuyo gran éxito llegó en la Exposición Canina Mundial.

Los animales están criados bajo el sello de 'Bravura Maña'.
Los animales están criados bajo el sello de 'Bravura Maña'.
Pedro José Yago

Odiee y Orka, dos hembras de dogo argentino criadas en el centro de 'Bravura Maña' de Ibdes, se proclamaron a finales de junio como las ejemplares más destacadas de esta raza, dentro de la categoría joven, en la Exposición Canina Mundial ('World Dog Show') que se organizó en Madrid. Ambas son hermanas, tienen algo más de 14 meses, rondan los 40 kilos de peso y nacieron. En el caso de la primera, se hizo con la medalla de campeona a nivel global y la segunda fue subcampeona y campeona joven de España.

Detrás de estos títulos, se encuentra el sueño, el trabajo y la constancia de Pedro José Yago Monge, de 37 años y vecino de Jaraba. "Hace unos 13 o 14 años tenía un bar, pero lo traspasé y me quise centrar en la cría y selección de dogo argentino, a lo que me dedicaba como pasatiempo", recuerda. La prueba en la que se determinaron los méritos de ambas, a la que Pedro, a cargo de Odiee, fue acompañado por Paco Climent como responsable y propietario de Orka, tuvo lugar en Ifema.

"Te dan una numeración y tienes que entrar por orden a la pista. El animal, en todo momento, tiene que estar en una posición adecuada, que realce su postura y sus características. Desde el primer momento, interviene un juez que los evalúa", detalla Yago. En su caso, el encargado fue Miguel Ángel Martínez, presidente de la Asociación Mundial de la raza Dogo Argentino y miembro de la Federación Cinológica Internacional.

Así, tanto Yago como Climent tuvieron que hacer algunos recorridos. "No se evalúa la obediencia como tal, pero es importante para que no se vengan abajo y aguanten la postura y que los tengan que observar y palpar", comenta. En sus instalaciones cuenta con cerca de 30 ejemplares adultos y otros tantos cachorros, lo que implica una gran cantidad de trabajo. "Hay que mantenerlo todo limpio, especialmente los pequeños que son más de ensuciar", reconoce.

Las jornadas de trabajo son maratonianas y no entienden de festivos y vacaciones, contando con el apoyo de sus más cercanos: "Hay que mantener bien las instalaciones, hacer fotos a quienes puedan estar interesados… Son 365 días", explica Yago. Además de los dogos argentinos, ha empezado con la raza 'cane corso'. "La venta es lo peor, porque hay gente muy poco educada. Los precios suelen rondar entre los 1.000 y 1.600 del dogo a los 1.300 o 1.500 del mastín italiano", concreta.

En su caso, explica que los dogos argentinos "son perros de caza en manada, de pumas y jabalíes", algo que atestigua su constitución. Asimismo, también reconoce que son "muy familiares, muy cariñosos y niñeros". Yago tiene claro que su objetivo es seguir en esta línea y recuerda que la crisis derivada de la pandemia les obligó a cambiar de rumbo: "Empezamos también con residencia canina, pero cuando la gente dejó de viajar ya la tuvimos que cerrar".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión