Zaragoza
Suscríbete por 1€

La dirección de Cs impide que Herrarte comparezca con Vox en el Ayuntamiento de Zaragoza

Iban a presentar juntos una ampliación de Volveremos pero el partido naranja rectificó. Calvo critica "el cordón sanitario"

Carmen Herrarte, a la izquierda, conversa con Julio Calvo, en el pleno municipal de marzo.
Carmen Herrarte, a la izquierda, conversa con Julio Calvo, en el pleno municipal de marzo.
Oliver Duch

Pese a que el primer partido gobierna en el Ayuntamiento de Zaragoza gracias al apoyo del segundo, Cs y Vox han ido a la greña desde que comenzó la corporación municipal. Pero este jueves dieron un paso más en las hostilidades mutuas con la decisión de la dirección de formación naranja a nivel autonómico de anular una comparecencia en la que iban a participar la concejal de Economía, Carmen Herrarte, y el portavoz de Vox, Julio Calvo, solo una hora antes de que se produjera. La formación de extrema derecha calificó la situación de «cordón sanitario» y amenazó con que el asunto tendría consecuencias en el futuro.

La convocatoria tenía como objetivo la presentación de un acuerdo entre el gobierno PP-Cs y Vox para ampliar la dotación económica del programa Volveremos. Se le iban a sumar 695.000 euros de una partida que Vox había introducido en el presupuesto de 2022 para ayudas a pymes y autónomos. Según explicó Julio Calvo, el gobierno municipal les había explicado que su ejecución era compleja en lo que resta de año, por lo que les ofreció derivarla al programa Volveremos, ya en marcha, y presentar el acuerdo conjuntamente. 

Hasta la mañana del jueves. Fuentes consultadas explicaron que desde la secretaría de comunicación de Cs-Aragón se ordenó al equipo de Herrarte la suspensión de la comparecencia con Vox. La decisión de evitarse la foto con Vox se produjo a tres días de las elecciones en Andalucía, en la que la formación naranja no solo se juega el ser o no ser: Cs se ha situado ante el electorado como garantía de que Vox no gobernara en Andalucía.

Además, diversas fuentes apuntaron que sectores del partido naranja en Aragón en ningún caso se quería compartir protagonismo con Vox con un programa tan exitoso como el de las ayudas al comercio y que desde su nacimiento lleva el sello de Cs y de Carmen Herrarte.

En Vox estaban indignados por lo ocurrido. «Estábamos dispuestos a sacrificar nuestra enmienda. Pero quieren nuestros votos y no nuestra compañía», lamentó Calvo, que trasladó el «malestar» de su grupo. «Ha tenido que ser Cs quien ponga en marcha un cordón sanitario contra un partido político democrático. Es un gesto que no entendemos», dijo el edil, que recordó además «la falta de elegancia» del alcalde al no citar a su grupo cuando hizo balance de gestión el pasado martes. Dejó claro que no aceptarán que se elimine su partida de ayudas a pymes y autónomos. Julio Calvo pudo hablar ayer con el líder de Cs Aragón, Daniel Pérez Calvo, que le dio explicaciones.

No ha sido este el único episodio de tensión entre Vox y Cs. Ya en la presentación del acuerdo de presupuestos, la formación naranja evitó participar en un acto conjunto en el que se anunció el acuerdo para no hacerse la foto con la extrema derecha. Vox por su parte llegó a pedir la dimisión de la edil de Cs y responsable de Igualdad, María Antoñanzas, por sus propuestas en materia de lucha contra la violencia de género.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión