Zaragoza
Suscríbete por 1€

El rascacielos de Zaragoza empieza a recibir vecinos y tendrá tantos como Albarracín

La promotora ya ha entregado las llaves de 40 de los 285 pisos, repartidos en 30 plantas de una torre de 106 metros que ha supuesto una inversión de 75 millones.

Una de las dos piscinas se sitúa en la planta 18, en la fachada de la avenida de Soria . guillermo mestre
Una de las dos piscinas se sitúa en la planta 18, en la fachada de la avenida de Soria . guillermo mestre
Guillermo Mestre

Dos décadas después de su planificación y tras más de cuatro años de obras, el edificio más alto del valle del Ebro, Torre Zaragoza, acoge ya a sus primeros vecinos. Hasta 40 propietarios han firmado las escrituras en las dos últimas semanas y ya saben lo que es disfrutar de una de las mejores vistas de la ciudad. Las insuperables están garantizadas en los cinco exclusivos áticos dúplex, desde los que se aprecia de un vistazo cualquiera de los edificios más altos de la ciudad a los que ha superado con sus 106 metros de altura, pero también se puede distinguir Puerto Venecia, las chimeneas de los hornos de fabricación de vidrio de Verallia o, muchos más lejos, el Moncayo y la cordillera de los Pirineos. Solo hace falta que el día esté despejado.

La colonización de esta mole de 30 plantas y 285 pisos será una realidad a lo largo de la primavera y cuando alcance su plena ocupación tendrá tantos habitantes como el millar que dan vida a Albarracín. "Algunos no han esperado a tener ni la luz dada de alta y han hecho la mudanza", explicaba esta misma semana Fernando Montón, director general de Plaza 14, la promotora que ha invertido 75 millones de euros en construir el primer edificio del barrio del AVE.

Solo quedan por vender cinco pisos, dos de ellos áticos, gracias al "empujón" tras pasar lo peor de la crisis sanitaria, al igual que ocurrió con otras actuaciones inmobiliarias. "Cuando estalló la pandemia, solo cuatro compradores nos dijeron de aplazar una letra. Y únicamente fue la de marzo de 2020", recuerda.

En lo que en su día fue un cuartel ferroviario en la avenida de Navarra se ha erigido Torre Zaragoza, que cuenta también con cinco plantas bajo tierra con 441 plazas de aparcamiento y 285 trasteros sobre una losa de cimentación de tres metros de espesor. Se extrajeron casi 100.000 metros cúbicos de tierra, un volumen equivalente a la capacidad de 8.100 camiones, y se levantó después un esqueleto con 30.000 metros cúbicos de hormigón y 4.000 toneladas de acero.

Para cerrar las fachadas hicieron falta 1,3 millones de ladrillos, que de ponerse en fila alcanzarían 143 kilómetros. "Es nuestra mayor promoción, porque junto al Príncipe Felipe hicimos 354 viviendas, pero en tres fases", añade Montón, quien apunta el éxito que supone haber vendido prácticamente todo el edificio cuando se empiezan a entregar las llaves.

Seis ascensores convencionales y otros dos gigantes como los de los hospitales Clínico y Miguel Servet, pensados para mudanzas, recorren los 95 metros que separan el vestíbulo de la planta 29 en 41 segundos. Y de bajada, el viaje se recorta en tres segundos, según pudo comprobar HERALDO en la visita que hizo el lunes con uno de los propietarios, Sergio Bergua.

Su piso está situado en la planta 18, la misma en la que se encuentra la ‘piscina aérea’, de la que los vecinos saldrán del agua y verán la estación de Delicias, los antiguos pabellones de la Expo y buena parte de las torres de la ciudad. En la planta calle hay otra, junto al gimnasio y la pista de pádel. "Vivía antes en Cuarte en otro inmueble que compré a la misma promotora y me he cambiado porque quería vivir en el edificio que, a buen seguro, será el más emblemático de la ciudad durante muchos años", apunta, sin dejar de destacar la luz, la vistas y la comodidad de moverse a pie y, al mismo tiempo, disponer de una salida rápida de la ciudad en coche.

Acostumbrado a vivir en el entorno metropolitano, Bergua está encantado de poder acudir a pie en "17 minutos de reloj" a su trabajo, el hotel Cesaragusta del que es propietario, en la otra punta del soterramiento de las vías, en la avenida de Anselmo Clavé. "Torre Zaragoza me convenció desde que vi por primera vez la publicidad", concluye.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión