Zaragoza
Suscríbete por 1€

Avanza el nuevo plan de emergencias de Zaragoza, que medirá el riesgo de las amenazas para la ciudad

Contempla un mapa interactivo para actualizar la información en tiempo real y una clasificación de la amenazas con los riesgos que entrañan cada una para la seguridad de la capital aragonesa.

CRECIDA DEL RIO EBRO ( ZARAGOZA ) / 03/02/2019 / FOTO : OLIVER DUCH [[[FOTOGRAFOS]]]
Foto de archivo de una riada ordinaria del río Ebro a su paso por Zaragoza.
Oliver Duch

El Gobierno de Zaragoza ha aprobado este viernes someter a información pública el nuevo Plan Municipal de Emergencias, que contempla un mapa interactivo para actualizar la información en tiempo real y una clasificación de la amenazas con los riesgos que entrañan cada una para la seguridad de la ciudad.

Según ha informado el consistorio en una nota de prensa, este documento guiará la actuación de los servicios municipales ante una emergencia y ya ha sido probado con éxito en la última crecida extraordinaria del Ebro registrada en diciembre y, un año antes, en la gestión de la borrasca Filomena.

Este documento, que es obligatorio para las grandes ciudades, ha sido presentado ya a los grupos municipales y sustituye al anterior, que databa en 2007, y ahora se abre un plazo de veinte días hábiles para que puedan presentarse alegaciones, antes de su aprobación en pleno.

El concejal delegado de Bomberos, Alfonso Mendoza, ha destacado el “excepcional trabajo” realizado por el Servicio contra Incendios, de Salvamento y Protección Civil para modernizar el plan de emergencias, después del intento fallido de 2014, cuando la revisión propuesta no fue avalada por el Gobierno autonómico.

Para evitar esta situación, esta vez, se ha trabajado con los técnicos del Ejecutivo aragonés desde el primer momento para adecuar el nuevo plan a la norma autonómica y garantizar su aprobación.

Además, y a diferencia del anterior, ha sido elaborado por los funcionarios municipales, sin que haya sido externalizado a una asesoría ajena.

Este nuevo plan incorpora todo el conocimiento que los servicios municipales involucrados en una emergencia han ido adquiriendo en los últimos años, atendiendo la necesidad de actualizarlo, ya que los riesgos y su impacto en la capital aragonesa van cambiando.

Una de las novedades radica en que clasifica las amenazas para la ciudad y, lo más importante, el nivel de riesgo que tiene cada una de ellas para la seguridad de los vecinos, así como la respuesta de los servicios de emergencia ante cada uno de los escenarios.

Para ello, y en función del histórico de la ciudad, se ha tenido en cuenta la probabilidad de que ocurra el desastre como sus consecuencias, de manera que las avenidas extraordinarias del río son consideradas como principal riesgo, teniendo en cuenta la frecuencia de estos episodios y sus efectos, y por tanto se sitúan en el nivel rojo del semáforo del plan.

En esta clasificación aparecen otros riesgos naturales como las lluvias intensas, las olas de fríos, nevadas o las rachas de viento fuerte que, aunque se registran con mucha frecuencia en la capital aragonesa, no provocan afecciones importantes, por lo que el riesgo de alerta es medio.

En el mismo nivel se encuentran las borrascas de nieve, no tanto por su periodicidad, que es baja en la ciudad, sino por las grandes afecciones que provocan para la seguridad de los vecinos.

El plan contempla también las amenazas de otra naturaleza como las tecnológicas, como puede ser un accidente de un transporte de mercancías peligrosas y otros de origen antrópico como el derrumbamiento de un edificio, incendios urbanos o actos terroristas.

Por otro lado, el nuevo plan se ha adaptado también a las nuevas tecnologías e incorpora un mapa interactivo donde actualizar la información a tiempo real para conocer el estado de la emergencia. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión