Zaragoza
Suscríbete por 1€

ayuntamient de zaragoza

Del "macarra" al "miserable": el pleno de Zaragoza vuelve a perder los papeles

Los grupos de la oposición piden parar la sesión por el "autoritarismo" del alcalde Azcón y el gobierno habla de "circo orquestado" de la izquierda.

El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, a su llegada al pleno celebrado este viernes en el Ayuntamiento.
El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, a su llegada al pleno celebrado este viernes en el Ayuntamiento.
Toni Galán

El lío del ‘y tú más’ volvió a embarrar este viernes el salón de plenos del Ayuntamiento de Zaragoza. Si el miércoles era la portavoz del PSOE, Lola Ranera, la que fuera de micrófono tildaba al alcalde, Jorge Azcón, de «macarra», esta vez fue el regidor el que, también sin estar haciendo uso del turno de palabra, lanzó el término «miserable» a un concejal de la bancada socialista, Horacio Royo.

El conflicto se fraguó durante una moción presentada por Podemos sobre la anulación de la expropiación de unos terrenos del Tiro del Pichón, que salió aprobada por unanimidad. Pero esta sintonía no se reflejó en el debate y la tensión estalló cuando Royo pidió a Azcón que dijera si pertenece o ha pertenecido a este club deportivo. Fue ahí cuando el alcalde utilizó ese calificativo pero, según explicó después, lo hizo refiriéndose al discurso y no al propio edil.

Entonces irrumpió Ranera, que pidió un receso y la convocatoria urgente de una junta de portavoces no solo por el insulto a su compañero, sino por la práctica habitual de Azcón de interrumpir los debates. El regidor se negó. «Les encantaría que no dijera ni una sola palabra, pero el reglamento da la posibilidad al alcalde de intervenir en los momentos que considere oportuno», dijo.

Y, ante esto, los portavoces de la izquierda optaron por convocar una rueda de prensa conjunta, en la que denunciaron el «autoritarismo» y el «abuso de poder» del que, según dijeron, Azcón hace gala de forma habitual en las sesiones plenarias. Fernando Rivarés (Podemos) aseguró que utiliza «conceptos agresivos e insultos», mientras que Pedro Santisteve (ZEC) le acusó de hacer un uso «arbitrario» del reglamento. Ranera pidió «respeto» y habló de actitudes «maleducadas» y «machistas».

La portavoz del PP, María Navarro, salió poco después al paso y aseguró que las palabras de la oposición habían sido «un circo orquestado y premeditado de antemano». Recordó que el alcalde tiene «la obligación y el derecho» de dirigir la sesión e intervenir cuando lo crea necesario y les acusó de «insultar, crispar y mentir». También sacó a colación el «macarra» de Ranera, de quien dijo que se está dejando «arrastrar por la izquierda radical».

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión