Zaragoza
Suscríbete

Urbanismo vende el plan Pignatelli como el proyecto estrella y la oposición duda de su ejecución

El Área que dirige Víctor Serrano contará con 93 millones de euros, un 10% más que el ejercicio pasado.

Víctor Serrano, antes de su comparecencia para presentar e presupuesto de Urbanismo.
Víctor Serrano, antes de su comparecencia para presentar e presupuesto de Urbanismo.
Ayuntamiento de Zaragoza

El concejal de Urbanismo, Víctor Serrano, fijó este martes en comisión las prioridades de su área para 2022, que contará con un 10% más de presupuesto hasta alcanzar los 93 millones. Y entre todas ellas, hizo hincapié en una: el desarrollo del plan especial de Pignatelli-Zamoray, que dispone de un presupuesto de 7,5 millones de euros para todo el ejercicio. Eso sí, la oposición puso en duda la ejecución de esta cantidad visto el volumen de gasto de 2021 y el hecho de que las cuentas de este año ya van con retraso.

El responsable municipal no aportó muchas novedades a lo ya sabido: habrá 3,5 millones para proyectos de vivienda pública, 300.000 euros para planeamiento de desarrollo, 2,5 millones para comprar suelo, 500.000 euros para obras de urbanización y otros tantos para iluminación. No concretó los trabajos ni dio plazos. «Es una cifra récord en un ejercicio», afirmó.

Con Pignatelli como bandera, junto a la reforma de la plaza de Salamero (6,3 millones), Serrano hizo un discurso en clave política y subrayó que el presupuesto es el instrumento para «sincronizar» la ciudad tras años de «atascos» y «oportunidades perdidas». Enumeró los proyectos más destacados de su área, como la escuela infantil de Parque Venecia (1,9 millones), el pabellón de Miralbueno, el centro de mayores de Universidad, la adecuación del centro cívico Delicias, o los campos de fútbol del Actur, entre otras obras. Serrano destacó que con el presupuesto logrará además atraer la colaboración público-privada.

Tuvo gestos con Vox después de una etapa de tensiones y anunció la incorporación de dos partidas respecto al borrador inicial: 765.000 euros para mejoras en los polígonos industriales y 810.000 euros para planes de regeneración de barrios, que atenderán actuaciones como la de la mejora de Giesa. Julio Calvo, de Vox, incidió en estos proyectos como prioritarios y citó otra de sus exigencias, como los aparcamientos en altura que propone para un solar de la calle Moncayo.

La izquierda fue muy crítica y puso en duda la puesta en marcha del plan de Pignatelli, dada la ejecución de las cuentas del año pasado, en su opinión muy baja. El socialista Horacio Royo dijo que se ha ejecutado un 31%, cifra que la edil de Hacienda, María Navarro, elevó al 50%. «Se dejaron 2 de cada 3 euros sin ejecutar. Es un golpe a la línea de flotación de su credibilidad», advirtió Royo, que lanzó un aviso a Serrano sobre Pignatelli: «Sabe que no se va a ejecutar». ZEC y Podemos insistieron también en que el gobierno «vende humo».

Continuidad en Acción Social

También presentó sus cuentas el concejal de Acción Social, Ángel Lorén. Serán 97 millones de euros, un 2,3% más que el año pasado. Lo proyectos están marcados por la continuidad y como principal novedad destaca el cheque familia de ayudas a la conciliación, con 1,3 millones de euros. El responsable municipal destacó que 1 de cada 5 euros del presupuesto se dedican a políticas sociales y subrayó los 15 millones que se prevén destinar a ayudas de urgente necesidad.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión