Zaragoza
Suscríbete

La juez envía a prisión al fugitivo que tiró por las escaleras a dos policías en Zaragoza

Dos agentes del Cuerpo Nacional de Policía resultaron heridos este martes por un delincuente que reaccionó de manera extremadamente violenta en el momento en que se disponían a detenerlo.

Calle de Cerezo de Zaragoza.
Calle de Cerezo de Zaragoza.
Daniel Marcos

El delincuente de 27 años que este martes mordió y empujó por las escaleras a dos policías en un edificio de la calle de Mariano Cerezo de Zaragoza ingresará en las próximas horas en el centro penitenciario de Zuera. Así lo ha decidido la juez de guardia este miércoles tras tomarle declaración por unos hechos que se produjeron a primera hora de la tarde del martes y han obligado a los funcionarios a coger la baja por policontusiones y dolores cervicales.

La titular del juzgado de instrucción número 8 ha de decretado prisión provisional sin fianza para Abdelkarim A. M., tal y como habían pedido tanto la Fiscalía como el abogado Marco Antonio Navarro, que ejerce la acusación particular en nombre del sindicato Jupol.

Según el auto de prisión, la juez entiende que existen indicios suficientes para investigar al detenido por delitos contra la salud pública, lesiones y atentado. Se da además la circunstancia de que el marroquí ya fue condenado en 2014 por agredir a otros agentes, por lo que concurriría además la circunstancia de reincidencia. Por ello y ante el riesgo de fuga, la magistrada considera la medida de privación de libertad propuesta por las partes.

Así ocurrieron los hechos

Los dos agentes del Cuerpo Nacional resultaron heridos cuando el delincuente reaccionó de manera extremadamente violenta en el momento en que se disponían a detenerlo. Hasta el punto de que los funcionarios rodaron dos pisos abajo por las escaleras de un edificio y uno tuvo que ser asistido también de fuertes mordeduras.

Así quedó la mano del agente mordido
Así quedó la mano del agente mordido
HA

Los agentes, miembros de la unidad de motoristas ‘Centellas’ de la Jefatura Superior de Aragón, patrullaban por el entorno de la calle de Cerezo cuando les pareció identificar a un peligroso delincuente al que se buscaba desde el 14 de octubre por utilizar una pistola detonadora en el Arrabal durante una discusión con su casera. Los policías le dieron el alto, pero el joven, de 27 años, nacionalidad marroquí e identificado como Abdelkarim A. M., hizo caso omiso y trató de huir a la carrera.

Los policías no perdieron de vista en ningún momento al fugitivo, que decidió ocultarse metiéndose en un edificio que encontró abierto. En concreto, en el número 62 de la citada calle de Mariano Cerezo. Una vez dentro, el fugado subió las escaleras y se agazapó en el rellano de la última planta. Los agentes dejaron sus motos y salieron tras él. En cuanto vio que iban a alcanzarlo, Abdelkarim A. M. se abalanzó sobre ellos de manera "repentina, inesperada e inopinada" y los empujó escaleras abajo mientras les decía a gritos: "Vosotros no me vais a detener".

Como consecuencia del ataque los funcionarios rodaron dos pisos sin que pudieran controlar el estado de ira del sospechoso, que no dejaba de agredirles. Finalmente, los agentes lograron reducir a su atacante en uno de los rellanos, pero no fue hasta que llegó otra patrulla cuando entre los cuatro consiguieron engrilletarlo. De hecho, antes de poder hacerlo, el delincuente llegó a romper un juego de grilletes y el intercomunicador de uno de los funcionarios.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión