Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

zaragoza

Rescatan a dos niños de 2 y 4 años a los que habían dejado encerrados en su casa en La Jota

Los vecinos llamaron a la Policía Local tras oír los gritos de auxilio de los pequeños.

Momento del rescate por parte del cuerpo de Bomberos.
Momento del rescate por parte del cuerpo de Bomberos.
Instagram/@Dstylezgz

Efectivos del cuerpo de Bomberos y de la Policía Local rescataron el pasado sábado por la noche a dos niños de apenas 2 y 4 años a los que habían dejado solos y encerrados en su casa, un cuarto piso en el número 65 de la avenida de La Jota de la capital aragonesa.

Los gritos «de desesperación» de los dos pequeños, tal y como calificó ayer una vecina a este diario, alertaron hacia las 22.00 a los ocupantes de otras viviendas del bloque, que telefonearon a la sala del cuerpo municipal de Policía. Una patrulla se personó de forma urgente en la citada vía y, tras localizar el piso en el que se encontraban los niños, comprobaron que estos no estaban acompañados por ningún adulto. Por circunstancias que no han trascendido, se quedaron solos en el piso durante al menos una hora.

Al no poder acceder al domicilio por estar la puerta cerrada con llave –lo que impedía que el mayor de los chicos la abriese–, y para evitar una incursión violenta en el domicilio, los agentes de la Policía Local solicitaron la colaboración de los Bomberos.

Funcionarios del Parque número 1 de la ciudad, ubicado en la cercana calle de Valle de Broto. accedieron con una autoescala hasta el cuarto piso, desde donde bajaron a los niños para ponerlos en manos de los servicios sanitarios, que certificaron su buen estado de salud en la ambulancia que se desplazó hasta el barrio de La Jota.

Tras no poder localizar a ninguno de los progenitores, los menores quedaron en manos de los agentes de la Unidad de Policía Adscrita (UPA) a la Comunidad Autónoma aragonesa. Posteriormente, la madre se personó en la comisaría del cuerpo autonómico, ubicada en uno de los bajos del recinto de la Expo, en la avenida de Ranillas, donde podría haber sido denunciada o propuesta para sanción por la situación de desprotección en la que dejó a los menores. Los policías del cuerpo regional pusieron en conocimiento de la situación al servicio autonómico de Protección de Menores.

Un gran revuelo

Aunque la avenida de La Jota nota los efectos del estío y varios de sus bares tienen colgado el cartel de ‘cerrado por vacaciones’, varios vecinos fueron testigos del importante dispositivo que se desplegó en la noche del sábado. «Se montó un gran revuelo en la calle porque tuvieron que bajar a dos chiquillos, y aunque en principio parecía algo grave en seguida vimos que estaban bien», narró Joaquín Solanas, quien ayer paseaba por la zona.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión