Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Buscan a un estafador especializado en los timos del pariente

La Policía Nacional cree que el sospechoso ya tiene antecedentes por sustraer dinero a ancianos en Zaragoza.

Uno de los grandes hospitales aragoneses, el Servet.
Uno de los grandes hospitales aragoneses, el Servet.
Juan Carlos Arcos / HERALDO

La Policía Nacional tiene un sospechoso entre los delincuentes zaragozanos como posible autor de la serie de timos del pariente, estafas que se han multiplicado en las últimas semanas en los alrededores de los hospitales del Clínico y Miguel Servet, así como en las proximidades de la puerta del Carmen.

Varias víctimas que han denunciado sus casos han coincidido en la descripción del posible autor de los timos a las personas de edad avanzada. Esta es una de las especialidades de este delincuente, según coincidieron fuentes jurídicas y policiales. De hecho, si se confirma su identidad, se trataría una persona que ya fue juzgada en la Audiencia de Zaragoza por estafas similares y en 2010 fue detenido por la mismo delito, denunciado en ocho ocasiones.

Nariz grande y aguileña

Uno de los afectados lo describió como un hombre delgado, entre 35 y 40 años, de 1.75 metros de altura, con una nariz grande y aguileña, moreno de piel, delgado, muy educado, convincente y bien vestido. Fuentes policiales confirmaron que el presunto autor de los timos podría tratarse de un delincuente aragonés que respondería a las iniciales J. R. R. S. y los agentes de la Brigada de Seguridad Ciudadana lo está buscando.

Asimismo, la Policía precisó este martes que además de haber cometido estafas en las zonas de los hospitales de Zaragoza y la puerta del Carmen, también se han detectado otros casos en viviendas donde residen los ancianos y son engañados.

De hecho, en el juicio celebrado en 2010 su manera de actuar fue ir a buscar a una anciana de 83 años desvalida en su domicilio a la que logró sacarle 600 euros haciéndose pasar por su sobrino.

La pérdida de dinero de esta mujer no fue mayor porque en la caja de ahorros donde acudieron se extrañaron de que la clienta quisiera sacar 3.000 euros, y solo le dieron 600. Así lo recordaron en el juicio donde le pidieron tres años de cárcel por un delito continuado de estafa con la agravante de reincidencia.

Otras víctimas consultadas por este periódico llegaron a entregarle hasta 300 euros al utilizar la conexión de ser del mismo pueblo y convencer al anciano para sacar el dinero de una caja de ahorros próxima de la puerta del Carmen, con la excusa de poder devolvérselo en los próximos días por un familiar.

El último caso denunciado en la Jefatura Superior de Policía se produjo en la conexión entre Via Univérsitas y la calle de Juan Pablo Bonet, cerca del Clínico, donde la víctima cayó en el engaño de dejarle 40 euros tras hablar de que su abuela estaba ingresada en el centro hospitalario. El afectado no le prestó otros 120 euros cuando poco después el delincuente se los pidió por teléfono.    

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión