Zaragoza
Suscríbete por 1€

Preocupación en el centro de salud de La Almunia por las vacantes de cuatro médicos

La coordinadora del ambulatorio apunta que siguen sin llegar profesionales a pesar de los esfuerzos por hacer atractivo el destino

Centro de salud de La Almunia de Doña Godina
Centro de salud de La Almunia de Doña Godina
Macipe

El centro de salud de La Almunia de Doña Godina está pendiente de cubrir cuatro de sus siete plazas de médicos de atención continuada. Esta situación preocupa a los profesionales del ambulatorio y viene a sumarse a las quejas por falta de profesionales que en las últimas semanas también se han lanzado desde otros zonas básicas de salud como las de Ejea de los Caballeros y Fuentes de Ebro, entre otras.

"Hay siete plazas en total de las que solo dos están ocupadas. Una persona está de baja y las otras cuatro están en la bolsa de empleo desde hace tiempo pero nadie las coge", lamentó Gema Manjón, pediatra y coordinadora de estas instalaciones. La plantilla del centro de salud la conforman 11 facultativos de familia y una segunda pediatra. "Las bajas cuesta mucho cubrirlas", asumió Manjón.

Al ambulatorio de La Almunia pertenecen, además de la cabecera comarcal, los municipios de Calatorao, Ricla, Almonacid de la Sierra y Alpartir.

Desde el Gobierno de Aragón detallaron que en el último plan operativo de incentivos para profesionales en centros de difícil cobertura del Servicio Aragonés de Salud, que se aprobó en la mesa sectorial de marzo, se incluyó el de La Almunia. Pero la realidad es que dos meses después la situación sigue estancada.

En este sentido, fuentes del Ejecutivo autonómico apuntaron que, de los profesionales de atención continuada, las plazas sin cubrir son de eventuales y están ofrecidas en la bolsa "pero no se cubren por el déficit de profesionales".

"Por distintas circunstancias hubo una plaza sin cubrir desde octubre hasta este pasado mes de enero. Pero no es la excepción, es la regla", describió Manjón. Ante esta situación, la primera consecuencia directa se refleja en el funcionamiento del día a día del servicio: "Esto supone que el trabajo se tenga que repartir entre los que ya estamos y hablamos de cupos que son bastante grandes, entre 1.500 y 1.600 adultos".

Asimismo, estas vacantes les suponen tener que asumir también las guardias en un año de mucho desgaste. "Estamos desbordados y saturados, porque en verano a algunos nos ha tocado volver de vacaciones para media guardia, porque no había personal suficiente", aseguró la coordinadora.

A su vez, Manjón advirtió que, en general, la situación en atención primaria "es preocupante, porque no hay suficientes médicos para asumir los puestos de las personas que se van a ir o jubilar en los próximos dos o tres años".

Para Manjón, la solución pasa por seguir incentivando que lleguen sanitarios a los puestos de difícil cobertura. Además, en este caso el propio centro de salud también ha intentado poner en marcha varias alternativas. En concreto, se trata de un ambulatorio reconocido como instalación docente para formar a los MIR (Médico Interno Residente). Como consecuencia de la pandemia, no han podido llevarse a cabo ecografías y pequeñas cirugías, como sí se hacía antes de la crisis sanitaria. Una condición que esperan recuperar una vez se supere la pandemia.

En definitiva, "la idea es hacer el destino más atractivo a los profesionales", concluyó Manjón.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión