Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

ZARAGOZA

El barrio de Las Fuentes teme por el futuro de su huerta

Los colectivos de la zona reivindican la recuperación de la huerta para la venta directa y como zona de esparcimiento.

La huerta de Las Fuentes.
La huerta de Las Fuentes.
Heraldo

La huerta de Las Fuentes forma parte del patrimonio natural del barrio y es una de sus señas de identidad. Con más de 330 hectáreas de superficie, la mayoría de su suelo productivo se dedica ahora a la alfalfa, muy demandada en los países árabes.

A lo largo de los años, los vecinos han visto desaparecer de la huerta las hortalizas y temen que, en el futuro, los cultivos puedan dar paso al cemento. “Llevamos muchos años mirando a la huerta. Asistimos a su degradación y a ver cómo los tomates fueron sustituidos por alfalfa, y a la compra especulativa de algunos terrenos por la posibilidad de que la ciudad tuviera su expansión por aquí”, explican.

Por ello, reivindican la recuperación de la huerta al estilo más tradicional para potenciar la sostenibilidad y el consumo de alimentos de proximidad. Lo hicieron hace un par de semanas coincidiendo con el Día Internacional de la Lucha Campesina, aunque es una idea que viene desde muy lejos.

De hecho, ya en el año 2006, en un documento de diagnóstico del barrio elaborado por el colectivo, señalaban la necesidad de proteger y potenciar este espacio. “La transformación de la huerta y el soto -de Cantalobos- en espacios útiles y utilizables para el barrio y la ciudad supone la preservación de un espacio natural privilegiado, con multitud de posibilidades de empleo, ocio, desarrollo económico y potenciación de la conciencia ecológica y medioambiental del barrio”, recoge el escrito.

Entre las propuestas que recogían por aquel entonces se incluía la creación de un centro de interpretación o la puesta en marcha una granja escuela. Además, defendían que la transformación de esta zona debía ir acompañada de “mecanismos económicos para fomentar la conversión de las explotaciones agrícolas en integradas o ecológicas”.

La asociación no ha dejado atrás estás ideas y asegura que sigue imaginando la huerta como un lugar en el que hacer la compra, con una lonja de venta directa. “Cada vez hay más conciencia por parte de los ciudadanos de los beneficios de comer sano, sostenible y de proximidad”, explica Diego Luque, presidente de la entidad. Lejos de desaparecer, desde el colectivo piensan que es una tendencia que va a ir a más. “Nos hemos agrupado diferentes asociaciones para colaborar a favor de la soberanía alimentaria”, añade.

A mediados de febrero, la Asociación de Vecinos de Las Fuentes ya participó en una reunión con los impulsores de la Plataforma de La Huerta. En el encuentro, entre otras cuestiones, se acordó reivindicar el desarrollo de un gran parque agrícola, tal y como incluía el Plan Director de la Infraestructura Verde de Zaragoza elaborado en 2017.

El pasado mes de noviembre, todos los grupos municipales -a excepción de Vox- votaron a favor de esta propuesta impulsada por Zaragoza en Común en el pleno de Debate sobre el Estado de la ciudad.

“Lo único que hacemos ahora es recordárselo al actual equipo de Gobierno para que lo tenga en cuenta”, apunta Luque que, como otros vecinos, no deja de soñar con una huerta para el disfrute de todos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión