Zaragoza
Suscríbete por 1€

Cadrete adjudica la primera fase de la escuela infantil que abrirá en septiembre de 2022

La inversión inicial es de 702.829 euros y los trabajos se prolongarán durante cinco meses. A un segunda fase se destinarán otros 403.000 euros.

Solar en el que va a construir escuela infantil de Cadrete.
Solar en el que va a construir escuela infantil de Cadrete.
Heraldo.es

En el cinturón metropolitano de Zaragoza, el municipio de Cadrete es un gran polo de atracción. Los datos definitivos del padrón a 1 de enero de 2020 constatan que creció en 203 personas, muchas de ellas familias con hijos o parejas jóvenes. La tendencia hace necesario, según la alcaldesa María Ángeles Campillo (PP), contar con un nuevo centro de educación infantil de 0 a 3 años. El Ayuntamiento acaba de adjudicar la construcción de la primera fase por 702.829 euros, a la que se sumará una segunda con un coste estimado de 403.000. El objetivo es que las instalaciones abran sus puertas para el curso 2022-2023.

La empresa Promotora Industrial Oscense S.A. llevará a cabo los trabajos, según acordó la mesa de contratación el pasado jueves, que se prolongarán cinco meses. El equipamiento estará ubicado entre las calles Miguel Servet, Eduardo Ibarra, Ramón Pignatelli y el paseo Gascón y Marín. Campillos explicó que el municipio cuenta con una escuela infantil concertada con la DGA, a la que han llegado a asistir 70 niños, que «se ha quedado pequeña». Además, Educación puso en marcha en el colegio Castillo de Qadrit un aula para escolares de 2 años, pero 12 familias se quedaron sin plaza.

Para costear los 702.829 euros de la primera fase el Consistorio cuenta con una subvención de 493.000 euros del Plan Plus de la DPZ. La idea es que las obras de las fases sean consecutivas hasta que estén listas las instalaciones.

El programa principal consiste en dos vías completas de tres aulas cada una, habilitadas para niños de 0-1, 1-2, y 2-3 años, todas ellas dotadas de los espacios y las instalaciones necesarias para el juego, descanso e higiene de los niños según sus necesidades específicas por edades. Se completa con un aula de psicomotricidad, que puede usarse como aula adicional si fuera conveniente, y un gran espacio central de vestíbulo, de casi 70 metros cuadrados, que podrá funcionar como sala de usos múltiples y unirse al recinto destinado a comedor, de unos 55 metros cuadrados, mediante el sencillo repliegue de la tabiquería móvil que separa ambos espacios. Ambos recintos configuran un espacio relacional amplio y flexible, apto para facilitar los intercambios entre grupos. El vestíbulo principal se ha concebido como el núcleo central del edificio, destinado a la relación entre niños y adultos, y entre las familias y la escuela.

El edificio se desarrolla en forma de L rodeando el patio principal, que se orienta al sureste aprovechando las mejores condiciones de soleamiento de la mañana. La entrada se produce por un porche situado en la esquina este, ampliando con una banda de 5 metros la anchura de la acera para garantizar una circulación cómoda y segura de los usuarios. Dicha banda de acceso contará con una barandilla para separarla de la zona de aparcamientos.

El conjunto de espacios libres exteriores cerrados por el vallado del centro supera los 500 metros cuadrados y contará con una zona cubierta de porche de unos 100 metros cuadrados y varios patios descubiertos de menor tamaño.

El patio de juegos principal contará con unos 430 metros cuadrados de superficie útil sin contar el porche, y en él se dispondrán las principales zonas de juegos infantiles, con una gran área de recreo protegida con pavimento de seguridad anti-impactos y césped artificial, parterres ajardinados, areneros y mobiliario infantil para ampliar las posibilidades de juego de los niños.

Actuación diseñada en dos fases

La división en dos fases del programa descrito cumple el objetivo de poder poner en servicio cualquiera de ellas de forma independiente. Eso implica que la primera fase ha de incluir todos los elementos necesarios para el normal funcionamiento del centro, en este caso con una ocupación mínima de una vía completa (tres aulas), así como todos los espacios comunes y de servicio necesarios para la apertura del centro.

Por ese motivo, la primera fase desarrolla gran parte del programa, incluyendo toda la parte de accesos, área de administración y área de servicio, así como las instalaciones y la mayor parte de los espacios comunes. La segunda fase será por consiguiente más reducida, ya que solo hay que incrementar el número de aulas para completar una segunda vía y conectarlas con la fase anterior, con sus correspondientes circulaciones y espacios de recreo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión