Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

temporal

La Caridad retoma el reparto a domicilio de 2.000 menús a gente vulnerable de Zaragoza

Los conductores de la fundación La Caridad de Zaragoza han iniciado esta mañana las entregas, pero la imposibilidad de circular les ha forzado a suspender el trabajo cuando habían repartido "muy poquitas" comidas.

Filomena deja su rastro de nieve en Zaragoza
Filomena deja su rastro de nieve en Zaragoza
Francisco Jimémez

Los conductores de la fundación La Caridad que cada día reparten comida a domicilio a cientos de personas vulnerables de Zaragoza se han visto obligados esta mañana a suspender las entregas. Como cada sábado, tenían previsto visitar a unas 700 personas, a las que debían llevar no solo la comida de hoy, sino también la de mañana y el lunes: más de 2.000 raciones en total- Sin embargo, la gran cantidad de nieve caída en las últimas horas ha hecho impracticables muchas calles de la capital aragonesa y los nueve vehículos que utilizan para recoger y repartir los menús han empezado a resbalar.

“Hemos hecho todo lo posible, pero ha habido un momento en que la situación era tan peligrosa que nuestros chóferes han tenido que suspender el reparto”, explicaba Elena Marina, encargada de la logística, a primera hora del día. Las furgonetas han partido sobre las 6.30 de la mañana hacia Cadrete, donde una empresa de catering prepara los alimentos para proceder a su entrega de lunes a sábado. Y aunque con no pocas dificultades los repartidores han conseguido llegar hasta las instalaciones, cuando han empezado a acudir a los domicilios se han dado cuenta de que era imposible continuar con las entregas. “Hemos podido llevar la comida a muy poquita gente. Y se trata de personas en situación de necesidad, que lo tendrán hoy complicado”, se lamentaba Marina.

“Hemos hecho todo lo posible, pero ha habido un momento en que la situación era tan peligrosa que nuestros chóferes han tenido que suspender el reparto”

La fundación La Caridad había fijado una reunión esta misma tarde para ver cómo evoluciona la nevada y ver si podían volver a intentar el reparto. “Si no puede ser esta tarde, lo volveremos a intentar este domingo. Por nosotros no va a quedar, porque sabemos que esta comida es fundamental para la gente que la recibe”, apuntaba. Sin embargo, en torno a la una, la mejora de situación ha permitido a los repartidores retomar el trabajo y confiaban en poder finalizarlo a lo largo de la tarde.

En la actualidad, son más de 1.300 personas las que reciben los menús de la fundación, tanto en el casco urbano de Zaragoza como en los barrios rurales. Para poder trasladar tal cantidad de alimentos a todos, se hacen dos turnos, uno que entrega la comida los lunes, miércoles y viernes, y otro que la lleva los martes, jueves y sábados. “Lo que hacemos es llevar los menús de dos días cada vez, pero los sábados tenemos que llevarles el de tres”, apuntaba Elena Marina.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión