Despliega el menú
Zaragoza

zaragoza

La solidaridad vecinal para que desayunen los niños de Las Fuentes suma un lustro

La Asociación de Vecinos Cívitas y otras entidades trabajan desde 2014 para llevar a las escuelas del distrito almuerzos y las demandas de ayuda no paran de crecer.

Reparto de alimentos de la Asociación Civitas.
Reparto de alimentos de la Asociación Civitas.
Heraldo

Que el desayuno es la comida más importante del día es una afirmación de sobras conocida. Lo saben bien en el distrito de Las Fuentes, donde varias asociaciones trabajan desde hace más de un lustro para procurar desayunos y almuerzos a los escolares de varios colegios de la zona.

Gracias al proyecto ‘Desayunando’, centenares de niños reciben diariamente alimentos que garantizan su correcta nutrición y contribuyen a la reducción de la desigualdad. “Hay alumnado en el barrio, y concretamente en nuestro centro, que tiene dificultades para acceder a recursos en distintos ámbitos”, explica Israel Viloria, director del colegio Julián Sanz Ibáñez, uno de los centros que se beneficia de esta ayuda desinteresada. También reciben desayunos los alumnos del CEIP Las Fuentes y el Patronato Nuestra Señora de los Dolores.

Todo comenzó en 2013 a raíz de un estudio realizado por la Asociación de Vecinos Cívitas de Las Fuentes. “Los colegios públicos del barrio son muy multiculturales. Nos dimos cuenta de lo que sucedía y en 2014 empezamos a llevarles desayunos”, comenta Laureano Garín, presidente del colectivo.

En el proyecto ‘Desayunando’ participa también la Federación Aragonesa de Consumidores y Usuarios (FACU), la Asociación Las Aguadoras y la Asociación Ríos de Las Fuentes. Las galletas, la leche, el batido y el cacao que reparten en los colegios proviene del Banco de Alimentos de Zaragoza y de las compras que realizan las asociaciones a título particular. Recientemente, en los desayunos también se han incluido piezas de fruta. “Durante unos años ha estado muy enfocado en el dulce y la bollería, pero este curso se ha introducido la fruta, que nos viene fenomenal”, señalan desde el colegio Julián Sanz Ibáñez.

Lotes de alimentos que se preparan en la asociación Civitas.
Lotes de alimentos que se preparan en la asociación Civitas.
Heraldo

Por norma general, las asociaciones llevan alimentos a los colegios dos veces a la semana. Después, cada centro gestiona su reparto. “Repartimos todos los días y la fruta que sobra se la pueden llevar a casa”, apunta Viloria, que señala que todos los alumnos del centro se benefician de este proyecto. “Hacemos partícipe a todo el mundo”, añade.

"Hace unas semanas nos llegaban entre 14 y 15 ayudas urgentes cada semana. Hace diez días subieron a 24 y esta semana se han sobrepasado las 30"

Y es que, la llegada de la pandemia solo ha servido para mermar un poco más la economía de muchas familias que ya lo estaban pasando mal con anterioridad. “Venimos enlazando diversas cuestiones como la crisis de 2008 y ahora esto. Nosotros como colegio enviamos a Cívitas un listado de las familias que creemos que son susceptibles de recibir ayudas, porque ha subido mucho el número de casos mensuales”, lamenta el director.

Más de 80.000 kilos de alimentos repartidos en lo que va de año

Además del proyecto ‘Desayunando’, enfocado a los escolares del distrito, la Asociación de Vecinos Cívitas y FACU reparten víveres para las familias más necesitadas de Las Fuentes.

Hace ya seis años que comenzaron con estas acciones solidarias, aunque reconocen que la irrupción de la pandemia ha desbordado todas sus previsiones. De hecho, en lo que va de año han repartido más de 80.000 kilos de comida entre sus convecinos.

Los lotes de alimentos se preparan en la sede que la asociación Cívitas tiene en la calle Leopoldo Romeo, y para su distribución cuentan con la colaboración de la Iglesia Parroquial de Cristo Rey.

“Hace unas semanas nos llegaban entre 14 y 15 ayudas urgentes cada semana. Hace diez días subieron a 24 y esta semana se han sobrepasado las 30. De unas 60 ayudas urgentes que entregábamos hemos pasado a tener 120 nuevas familias”, señala Garín como muestra del incremento en la demanda. En total, los colectivos prestan ayuda a un total de 1.450 familias, a las que solo la semana pasada se les repartieron 5.726 kilos de alimento.

Etiquetas
Comentarios