Despliega el menú
Zaragoza

zaragoza

La apertura de la calle Hayedo, a la espera de un acuerdo entre el Ayuntamiento y la DPZ

El proyecto ya está listo pero para que las obras salgan a licitación es necesaria una autorización que permita intervenir en un terreno de 365 metros cuadrados propiedad de la Diputación.

Aspecto actual de la calle Hayedo.
Aspecto actual de la calle Hayedo.
AVV Hispanidad

La apertura de la calle Hayedo es, desde hace años, una de las principales demandas de la Asociación de Vecinos Hispanidad. El ‘Proyecto de apertura de la calle Hayedo’ ya fue aprobado en julio del año pasado con una inversión de más de 300.000 euros, pero un pequeño escollo pendiente de resolver imposibilita su salida a licitación.

Ese obstáculo es una superficie de terreno de unos 365 metros cuadrados que pertenece a la Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ) y en la que es necesario intervenir para ejecutar las obras. Así lo trasladó la concejala de Infraestructuras del Ayuntamiento de Zaragoza, Patricia Cavero, a los representantes del colectivo vecinal en una reunión mantenida el pasado jueves.

No obstante, la información ya había llegado tiempo antes a la asociación, aunque sin confirmación oficial. “Hace un mes y medio nos enteramos de que había surgido este problema, pero no se nos comunicó”, lamenta Antonio Lascorz, portavoz de la entidad.

A pesar de esta traba, fuentes municipales aseguran que todo está listo para sacar a licitación las obras una vez que la situación se haya resuelto. “El proyecto está acabado y, si por el área de Infraestructuras fuera, saldría a licitación mañana”, explican.

Calle Hayedo.
Calle Hayedo.
AVV Hispanidad

Antes, el consistorio necesita la autorización de la DPZ, propietaria del terreno, para poder comenzar con los trabajos. En estos momentos, desde el Ayuntamiento insisten en que ese permiso se está tramitando y “se intentará resolver cuanto antes”. No han querido hacer estimaciones sobre cuánto se dilatarán estas gestiones, pero afirman estar “muy encima” del asunto.

En el mismo sentido se manifiesta la Diputación, que asegura “ser conocedora de ese proyecto” y estar en contacto con el consistorio para “ver si es posible llegar a un acuerdo que permita llevarlo a cabo”.

Dos zonas separadas por poco más de 100 metros

La apertura de esta calle, ahora tapiada en su tramo final porque por ella discurre una acequia al descubierto, permitirá conectar dos zonas del sur de Vía Hispanidad que se dan la espalda. “Por una parte están las áreas urbanas de la Floresta y sus inmediaciones y, por otro, lo que se viene a llamar Parque Hispanidad. En total, son 2.000 viviendas separadas en dos bloques incomunicados entre sí”, explica Lascorz.

De esta forma, los vecinos de ambas zonas tendrían una mejor conexión con los servicios y los comercios de una parte y otra. “En la primera hay zonas comerciales, cafeterías y áreas sanitarias; en la segunda están los servicios de autobús, deportivos y los centros educativos, desde infantil hasta residencias universitarias”, añade. Ahora, para ir de una a otra hay que dar un rodeo de más de un kilómetro, según la asociación.

El proyecto de apertura permitirá acondicionar los últimos 130 metros de esta calle y transformarlos en un camino de tierra paralelo al cauce del agua. La idea es combinar el agua, la vegetación y el suelo no asfáltico para preservar la esencia de la acequia sin renunciar al tránsito peatonal.

“Es una apuesta sencilla, necesaria, y demandada que fue aprobada en la pasada legislatura por todos los grupos políticos municipales y que, sin embargo, está costando arrancar mucho más de lo esperado”, lamenta Lascorz, que espera que la situación se desbloquee y se pueda licitar cuanto antes. “Es una obra de gran impacto social y muy demandada”, concluye.

Etiquetas
Comentarios