Despliega el menú
Zaragoza

La prueba para asignar 63 vacantes de Bomberos de Zaragoza se retoma el día 8

Los opositores todavía tienen por delante tres pruebas.

Foto de archivo de un camión de Bomberos en Zaragoza
Foto de archivo de un camión de Bomberos en Zaragoza
HA

En poco más de una semana, los 160 aspirantes a las 63 plazas disponibles de los Bomberos de Zaragoza retomarán sus exámenes que, como tantas otras cosas, habían quedado paralizados por el estallido de la pandemia. Los opositores todavía tienen por delante tres pruebas. La primera está programada para el día 8 del próximo mes de septiembre. Según explica el concejal de Personal del gobierno PP-Cs, Alfonso Mendoza, se llevarán a cabo con "las medidas de prevención adecuadas" para garantizar la seguridad ante la covid.

Los llamamientos se harán de diez en diez. Así, la prueba de trabajo en altura, que será la que se haga en primer lugar, podrá terminarse en una mañana; pero es posible que para la segunda hagan falta dos o tres días. Este examen, el de trabajo en espacios confinados, comenzará el 17 de septiembre. Por último, los aspirantes tendrán que pasar el test psicotécnico, para el que todavía no hay fecha prevista pero que, según Mendoza, se espera hacer antes de que termine el mes.

Los 63 participantes que consigan pasar estas pruebas tendrán por delante, tal y como cuenta el edil, dos meses y medio de formación. Las clases se llevarán a cabo en grupos de unas 30 personas y con espacio suficiente.

Ahora, sin bajas

Los Bomberos de Zaragoza no tienen ahora mismo ninguna baja por coronavirus, aunque sí ha habido contagios a lo largo de estos meses. El pico, según asegura Mendoza, se alcanzó con cinco bomberos infectados a la vez. En concreto, entre junio y agosto han sido aproximadamente doce efectivos -de un total de 400- los que han padecido la enfermedad de la covid-19. "Estamos satisfechos con los protocolos", enfatiza.

Con todo, indica el edil, los futuros bomberos que entrarán a formar parte del equipo municipal serán garantía de una mayor capacidad de respuesta en caso de que la situación llegara a empeorar y se detectara un brote entre la plantilla. "Va a suponer una inyección importante al servicio -incide-. Si nos viéramos apurados incluso podríamos hacer una formación más intensiva". Pese a esto, no es el principal motivo para volver a poner en marcha las oposiciones sino que, enfatiza, "los procesos selectivos tienen que tener continuidad".

Etiquetas
Comentarios