Despliega el menú
Zaragoza

coronavirus

El reparto de 300.000 mascarillas en buses y trenes marca la vuelta al trabajo en Aragón

La mayor parte del material se entregará en Zaragoza, donde el Ayuntamiento no reforzará las frecuencias.

Las mascarillas salieron este domingo de la Delegación del Gobierno para el reparto por el territorio.
Las mascarillas salieron este domingo de la Delegación del Gobierno para el reparto por el territorio.
José Miguel Marco

La vuelta al trabajo de las actividades no esenciales que fueron paralizadas hace dos semanas para entrar en fase de «hibernación» por la pandemia de coronavirus estará marcada por nuevos protocolos de seguridad y por el reparto masivo de mascarillas en el transporte público. El Gobierno central distribuirá entre hoy y mañana 10 millones de unidades de estas protecciones faciales en todo el país, de las que cerca de 300.000 serán para Aragón, donde se espera el retorno a sus puestos de 45.000 personas, en especial de los sectores de la construcción y de la industria.

El Ejecutivo de Pedro Sánchez insiste en que la vuelta de las actividades no esenciales no debe suponer una relajación en las medidas de contención contra el Covid-19, y se sigue recomendando el teletrabajo, en la medida de lo posible, o el desplazamiento hasta sus puestos en vehículos particulares o a pie. Para aquellos casos en los que sea imprescindible usar el transporte público, donde es más complejo mantener las distancias de seguridad, el Ministerio de Sanidadrecomienda –no será obligatorio– el uso de mascarillas.

Arranca la quinta semana del estado de alarma. Se levanta la hibernación de la economía y se retoma la actividad en sectores como la construcción o la industria, aunque con muchos matices. Todo el que pueda teletrabajar deberá hacerlo y hay que extremar las medidas de precaución. Para ello, las fuerzas de seguridad ya reparten hasta diez millones de mascarillas en estaciones de metro, autobús y cercanías, transportes públicos donde es muy difícil guardar la distancia social.

Por eso, España adquirió la semana pasada diez millones de unidades, que llegaron a territorio nacional en avión el viernes por la noche. Durante el fin de semana se han repartido entre las comunidades autónomas y se han diseñado los protocolos de reparto. En Aragón, la Delegación del Gobierno, que contará con casi 300.000 mascarillas, ha organizado las rutas de entrega en coordinación con las subdelegaciones territoriales.

Zaragoza se quedará con la mayor parte, 216.000 unidades, mientras que Huesca contará con 50.000 y Teruel con 30.000. El reparto lo llevarán a cabo las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, Protección Civil y los agentes forestales. En la capital aragonesa, donde se concentran la mayoría de los desplazamientos diarios de la Comunidad, serán los agentes de la Policía Nacional y de la Local los encargados de distribuir «a primera hora de la mañana» las mascarillas en los «principales nodos de transporte público», según fuentes de Delegación.

En concreto, se prevé la entrega de mascarillas en las paradas de autobús y del tranvía que habitualmente recogen a más pasajeros de camino a sus centros de trabajo, en especial aquellas que se dirigen a los polígonos industriales, así como en la estación de Delicias y en las de cercanías.

En cuanto al ámbito rural, el material se ha distribuido a las comarcas aragonesas y serán sus equipos de Protección Civil, junto a las fuerzas y cuerpos de seguridad, los responsables de hacer entrega de las mascarillas a los trabajadores.

Además, esta iniciativa irá acompañada, de forma paralela, con un refuerzo de la presencia policial en los nodos de transporte para «realizar las comprobaciones pertinentes para garantizar que los movimientos sean solo los permitidos por el Real Decreto de estado de alarma», según detallaron desde la Delegación del Gobierno.

Más autobuses a Plaza

El parón de las actividades no esenciales que este lunes termina vino acompañado hace dos semanas por un decreto ministerial por el cual se obligaba a las administraciones públicas a reducir sus servicios de transporte público, de tal forma que las frecuencias fueras las que habitualmente se ofrecen los fines de semana. Ahora esa restricción desaparece, por lo que se podría volver a incrementar el paso de buses y tranvías, en el caso de Zaragoza, pero el Ayuntamiento no lo hará.

Según fuentes del gobierno municipal PP-Cs, tanto el bus como el tranvía se mantienen por debajo del 7% de los usos habituales, por lo que las frecuencias actuales son suficientes para satisfacer la demanda de pasajeros de estos días sin comprometer las medidas de distanciamiento dentro de los vehículos. No se descarta, en cualquier caso, reforzar el servicio si fuera necesario.

En cambio, sí que se mejorará el servicio de la línea de bus que conecta la capital aragonesa con el polígono de Plaza y el aeropuerto, que hoy recupera su frecuencia habitual cada 30 minutos. La primera salida desde Zaragoza será a las 5.30 y la última a las 22.30.

Etiquetas
Comentarios