Despliega el menú
Zaragoza

El olor a marihuana delata a un conductor en la N-II a la altura de Bujaraloz

Llevaba en su vehículo 208 plantas de marihuana en la primera fase de crecimiento, una defensa extensible metálica y tres navajas de diferentes tamaños. La Guardia Civil le detuvo por un presunto un delito contra la
salud pública.

Material incautado por la Guardia Civil
Material incautado por la Guardia Civil
G. C.

La Guardia Civil detuvo el pasado lunes a un conductor que circulaba por la N-II a la altura de Bujaraloz con un vehículo cargado con material necesario para la creación de un

cultivo de marihuana. La pista que llevó a los agentes a interceptarlo a las 9.40 en el kilómetro 390 de la citada carretera fue el fuerte olor a marihuana que salía del interior del vehículo, que además circulaba de forma anómala y con claros indicios de viajar con exceso de carga.

Al abrir el maletero bajo petición de los agentes, se localizaron varias cajas de cartón

con lámparas halógenas, extractores de aire y diversos enseres usados para el cultivo de la marihuana. Igualmente intervinieron dos cajas de planteros que contenían un total de 208 plantas de cannabis sativa en su primera fase de crecimiento, una defensa extensible metálica, tres navajas de diferentes tamaños y una caja con 9 cigarros porros de esta sustancia, según informa la Guardia Civil.

El conductor y único ocupante del vehículo, un vecino de Manresa de 56 años, fue detenido por un presunto delito contra la salud pública por cultivo y tráfico de drogas.

Etiquetas
Comentarios