Despliega el menú
Zaragoza

zaragoza

Las piscinas de verano abrirán media hora antes y la temporada se acorta una semana

El gobierno PP-Cs quiere ofrecer alternativas al sol de las horas centrales del día, el más perjudicial.

La Hípica reabrirá totalmente renovada.
La Hípica reabrirá totalmente renovada.
Raquel Labodía

Las piscinas municipales de verano de Zaragoza abrirán este año a las 10.30, treinta minutos antes del horario habitual de las 11.00. Además, la temporada se retrasará una semana, ya que se estrenará el sábado 6 de junio –y no el 30 de mayo, como sería de esperar–, y se clausurará tres meses después, el domingo 6 de septiembre. Son las principales novedades que pondrá en marcha el gobierno PP-Cs que, por otro lado, mantendrá congeladas las tarifas y estrenará la reforma del CDM Gran Vía (la antigua Hípica), tras una inversión de 1,2 millones de euros.

La concejal de Deportes, Cristina García, ya anticipó el año pasado la posibilidad de adelantar la hora de apertura para ofrecer así una alternativa a la exposición al sol durante las horas centrales del día, las más perjudiciales para la salud de los bañistas. "Anunciamos que lo estudiaríamos, porque además es una petición habitual de los usuarios, y este verano lo pondremos en marcha", detalla la edil de Ciudadanos.

En aquella ocasión, en plena ola de calor, la concejal comentó la posibilidad de adelantar una hora la apertura de puertas, pero finalmente será media. Según García, esta medida se puede llevar a cabo sin afectar a los turnos de los trabajadores municipales y sin alterar el presupuesto de la red de piscinas municipales, deficitarias casi por definición. En cuanto al cierre, que oscila entre las 22.00 y las 20.00 según avanza el verano, no sufrirá variaciones.

Comienzo tardío

La otra gran novedad de la temporada de este año será su tardío comienzo, lo que acortará de hecho el número de días que los zaragozanos podrán disfrutar del baño. Pese a que lo usual sería abrir las instalaciones el sábado 30 de mayo, el Consistorio ha optado por retrasar la fecha al 6 de junio, siete días después. "Hemos estudiado las condiciones climatológicas de los últimos años y el número de usuarios y hemos visto que el verano cada vez tarda más en llegar", argumenta García.

Como consecuencia, el cierre definitivo también se retrasa hasta el domingo 6 de septiembre. De esta forma, la primera semana de este mes permanecerán abiertas todas las instalaciones, y no solo las del Actur, Delicias y La Granja, que prolongaban su temporada para aprovechar el buen tiempo que suele haber en esas fechas en la capital aragonesa.

En cuanto a las tarifas, permanecerán invariables por tercer año consecutivo. La entrada diaria costará de nuevo 4 euros de lunes a viernes y 4,70 los fines de semana. Para los bonos de diez accesos habrá que pagar 29 euros mientras que el de temporada alcanza los 77.

Etiquetas
Comentarios