Despliega el menú
Zaragoza

cinco villas

La suciedad de las palomas obliga a acotar parte del patio del colegio de Tauste

El centro educativo exige soluciones para las deficiencias que presentan las instalaciones.

La suciedad que generan los cientos de palomas que anidan en los huecos del alero del colegio Alfonso I de Tauste ha obligado a cerrar las escaleras de evacuación y a acotar parte del patio para evitar que se acerquen los estudiantes. Es uno de los problemas que denuncian desde este centro educativo, donde reclaman una solución para las deficiencias de un edificio construido en 1932 y Bien de Interés Cultural.

Un recorrido permite observar la situación con la que conviven a diario los alumnos: excrementos, plumas, restos de nidos, huevos y hasta algún animal que cae llegan a todos los espacios y han obligado a cerrar la escalera de emergencias y a colocar una cinta de protección en el patio.

Desde que se rehabilitó la cubierta, las aves disponen de huecos en el alero donde han instalado sus nidos. Una red de pinchos y una jaula han demostrado ser ineficaces. Una empresa local ha presupuestado en 20.000 euros la instalación de un cerramiento en el hueco del tejado que impida el acceso de las palomas. Sin embargo, ni el Ayuntamiento de Tauste ni el Gobierno de Aragón se ponen de acuerdo sobre quién debería asumir el gasto.

Los problemas del colegio Alfonso I de Tauste, con medio millar de alumnos en sus aulas, son cada vez más acuciantes. La dirección ha enviado un informe a Educación detallando el problema con las palomas y el estado del comedor escolar, instalado hace 13 años en dos barracones con humedades y el piso parcheado. La ampa del centro ha trasladado su queja al Justicia de Aragón.

El director, Raúl Betoré, recuerda la falta de adaptación de las instalaciones para alumnos con discapacidad y explica que los aseos son los mismos que los que se instalaron. Las paredes de los servicios, debido también a la humedad, están corroídas y con óxido. No es la primera vez que el centro manifiesta sus reivindicaciones. Son las mismas que hace ya un año se enviaron a la DGA y al Consistorio. Betoré indica que ya se recogieron cuando él asumió la dirección hace cinco años.

Barracones como comedor

Casi cien alumnos hacen uso del comedor escolar este curso y es un número creciente cada año. Hace 13 que el comedor escolar está instalado en dos barracones. El paso del tiempo ha hecho que estas instalaciones provisionales, que el Ayuntamiento facilitó para hacer frente a las necesidades de la comunidad, presenten un estado lamentable. Los materiales se han ido degradando y ya no dan más de sí: "Prácticamente todo el suelo está podrido. Para solucionar el problema, en las zonas en que se ha hundido, hemos colocado unas placas de aluminio que hacen la función de piso". Cuando llueve, las goteras del techo son continuas.

El alcalde de Tauste, Miguel Ángel Francés, considera que la situación del centro escolar es "vergonzosa". "La suciedad de las palomas se debe a un defecto del proyecto que la Dirección Provincial redactó para realizar la renovación de la cubierta que pagamos entre las dos administraciones. Hemos pedido que lo solucionen por activa y por pasiva. Para el mantenimiento del colegio, el Ayuntamiento ha previsto una partida de 30.000 euros en su presupuesto de este año y se utilizarán en el pintado de toda la escuela y en la instalación de un suelo de caucho en la zona de juegos". Recuerda que ha sido el Consistorio quien pavimentó el patio y quien colocó las alarmas además de asumir la mitad de la renovación de la cubierta.

Por su parte, la DGA manifestó su intención de "acometer las reformas del centro en cuanto sea posible". Sobre la situación de las instalaciones del comedor señalan que habría que estudiar la forma en que se deberá afrontar ya que fue el Ayuntamiento quien las puso en marcha. La suciedad generada por las palomas "es una cuestión de mantenimiento y, por lo tanto, municipal".

Etiquetas
Comentarios