Zaragoza
Suscríbete por 1€

especial reapertura del mercado central de zaragoza

Los puestos regresan a su emblemática lonja

Tras 22 meses de obras de rehabilitación, los detallistas vuelven al Mercado Central. Más espacioso, más luminosidad y bares para atraer turistas.  

Imagen del Mercado Central de Zaragoza en los años 60.
Imagen del Mercado Central de Zaragoza en los años 60.
Luis Mompel/Archivo Heraldo

Después de casi dos años de obras, la apertura del Mercado Central Lanuza al público es hoy una de las citas más esperadas para los zaragozanos. La emblemática lonja –proyectada por el arquitecto turiasonense Félix Navarro a finales del siglo XIX y que se inauguró en 1903– alberga otra vez a los detallistas, que en los últimos días han hecho la mudanza dejando atrás las instalaciones provisionales en las que han pasado los últimos 22 meses. Tras una renovación integral del edificio, el Mercado Central vuelve a llenarse del bullicio propio de las compras, pero lo hace con un aspecto más espacioso, mucho más luminoso y actualizado para una ubicación que lleva más de ocho siglos como lonja junto a las murallas romanas de la capital aragonesa.

El nuevo mercado, cuya apertura ha tenido que retrasarse en varias ocasiones, pasa de los 160 puestos que tenía antes de la reforma a 78 –aunque nueve todavía están pendientes de salir a concurso–. Cada uno ocupará entre 18 y 20 metros cuadrados. Del total, cuatro están destinados a hostelería, donde, además, según han informado desde el Ayuntamiento de Zaragoza, podrán consumir productos recién adquiridos en el resto de comercios y con lo que se pretende atraer aún más turistas. Según datos de los propios detallistas, el Mercado Central, catalogado como Bien de Interés Cultural y que mezcla en su construcción materiales como el hierro combinado con piedra, ladrillo y cerámica, atrae cada semana a unos 15.000 visitantes.

Las novedades

Aunque son muchas las novedades con las que abre la lonja, entre ellas destacan su horario –que no cerrará al mediodía-, los nuevos cerramientos –que dan más iluminación natural y realzan la arquitectura original–, más espacio –ha recuperado su pasillo central y unos laterales más amplios– y un ascensor que conecta directamente con el parquin subterráneo de César Augusto.

La reforma ha supuesto una inversión de 8,8 millones de euros para las arcas municipales.

Según la concejala de Economía del Consistorio zaragozano, Carmen Herrarte, se va a trabajar para sacar adelante un proyecto de digitalización completo. Además, incide en que a las áreas de restauración existentes en el reformado mercado se sumará la programación cultural, música en directo, ‘showcookings’ y otras actividades.

Atesora historias

El Mercado Central atesora arquitectura, diseño e historia tanto en su edificio como en el lugar donde se construyó, sobre una plaza que ya desde el siglo XIII acogió una lonja al aire libre junto a las murallas romanas y la antigua Puerta de Toledo. Un mercado al descubierto en el que también se celebraron torneos, representaciones teatrales o corridas de toros. Este entorno también fue escenario de autos de fe y decapitaciones, como la del Justicia de Aragón Juan de Lanuza en 1591.

La lucha vecinal

A finales de la década de los sesenta, con el diseño de un nuevo planeamiento urbanístico en la ciudad, la continuidad del Mercado Central estuvo en cuestión y fueron los vecinos los que consiguieron salvar a la lonja de la piqueta gracias a las miles de firmas que recogieron tanto los detallistas como los vecinos de la zona. Fue entonces cuando se derribó la manzana de viviendas que había entre las calles de Cerdán y Escuelas Pías. Las movilizaciones dieron sus frutos y el 22 de octubre de 1982 el Mercado fue declarado Bien de Interés Cultural, incluido en el Plan Especial del Casco Histórico.

La reapertura de hoy levantará gran expectación entre los zaragozanos, tanto para volver a comprar a la emblemática lonja como por ver su esperada reforma. En cuanto a las instalaciones provisionales utilizadas durante los dos últimos años y en las que los detallistas han visto aumentar un 20% sus ventas, está previsto que estas se desmonten y se trasladen al barrio de Parque Venecia. El coste del traslado asciende a 1, 2 millones de euros.

-Ir al Especial de la reapertura del Mercado Central.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión