Despliega el menú
Zaragoza

RIBERA BAJA DEL EBRO

Gelsa celebra una fiesta por su nuevo puente... igual que en 1930

Una comida popular reunió a 600 personas en el pabellón para festejar la inauguración de esta reclamada infraestructura, que se abrió al tráfico hace menos de un mes.

Los participantes se desplazaron hasta el puente de Gelsa.
Los participantes se desplazaron hasta el puente de Gelsa.
Juan Muñoz

Noventa años separan la fiesta que se ha vivido este sábado en Gelsa por la inauguración del puente de la que se organizó el 25 de octubre de 1930 para conmemorar la construcción de aquella infraestructura sobre el río Ebro. Como entonces, ha habido espacio para la música, el baile y una comida que reunió a 600 personas. Fue una jornada de convivencia que sirvió para celebrar la reapertura de esta pasarela, hace poco menos de un mes, tras las obras que ejecutó en 2019 la DGA y que han permitido ampliar la calzada y adaptar este equipamiento al siglo XXI.

El pasado día 20 de diciembre se abrió al tráfico el puente de la A-1105 sobre el río Ebro, la vía principal que cruza el cauce y que conecta municipios como Velilla de Ebro, Alforque y Gelsa, en la comarca de la Ribera Baja, con la N-232. Se ponía fin así a un intenso año de trabajo para sustituir la estrecha calzada de la deteriorada pasarela, una reivindicación de los vecinos, que pusieron en marcha una plataforma ciudadana para exigir su rehabilitación, que llegó a reunir 17.000 firmas.

La de ayer fue una jornada de fiesta... pero también de recuerdo. El 25 de octubre de 1930, el Ayuntamiento de la época y la comisión pro-puente celebraron la inauguración del puente con pasacalles, homenaje a los mayores, carrera pedestre, baile y verbena. La pasarela, sin embargo, fue destruida en la Guerra Civil y reconstruida en los años 40. Unos hechos que se rememoran en una exposición instalada en el pabellón.

Susana Tolosana, teniente de alcalde de Gelsa, mostró su satisfacción por la mejora del puente que, dijo, se ha conseguido "con el trabajo de todos". De hecho, ayer asistieron a la fiesta representantes de municipios de la comarca y se ofrecieron palabras de agradecimiento a corporaciones anteriores. Indicó, además, que la celebración ha salido adelante con la ayuda de voluntarios. La celebración se prolongó durante todo el día. Uno de los momentos más especiales tuvo lugar al mediodía, con una foto conmemorativa de los asistentes en el puente. Los asistentes a la fiesta, llegados desde distintos puntos de la comarca, recorrieron a pie el kilómetro y medio que separa Gelsa (epicentro de la fiesta) del puente sobre el río Ebro. Una animada marcha en la que el sol acompañó el recorrido y donde no faltó la música de la banda de Gelsa ni la actuación del grupo de dance de Velilla. 

Para Fernando Giménez, uno de los portavoces de la plataforma, con las actividades programadas "se rememoró el primer puente que se inauguró en 1930". "Ahora –señaló– hemos pasado de tener uno que daba miedo a contar con una infraestructura normalizada que no vibra ni se mueve".

Etiquetas
Comentarios