Despliega el menú
Zaragoza

zaragoza

El Royo del Rabal todavía no está preparado para volver a La Jota

La escultura del laureado jotero sufre graves daños debido al vandalismo y a las inclemencias meteorológicas, y los técnicos de patrimonio desaconsejan que se vuelva a instalar a la intemperie.

Retirada de la estatua de jotero del Rabal.
Retirada de la estatua del jotero Royo del Rabal.
Heraldo.es

Los vecinos del zaragozano barrio de La Jota esperaban que la Navidad, época de reencuentros, trajera consigo el regreso de la estatua que representa al cantante de jota Pedro Nadal Auré, más conocido como el Royo del Rabal.

La escultura de casi tres metros de altura realizada por Carlos Ochoa Fernández fue retirada en septiembre de 2017 debido a su mal estado de conservación. Ahora, tras pasar más de dos años en el antiguo cuartel de Pontoneros, donde se ubica el Centro de Patrimonio Cultural, se empiezan a conocer con más detalle los daños que sufre la estatua. Los resultados del informe realizado por los técnicos no son demasiado positivos, e incluso desaconsejan volver a instalar la obra al aire libre. “Nos han comentado que el informe ya está hecho y es bastante pesimista. La escultura está bastante mal de aspecto exterior, pero también su interior está muy dañado”, señala Juan Antonio Andrés, presidente de la Asociación de Vecinos de La Jota.

Fuentes del Ayuntamiento han confirmado que la fragilidad del material con el que se realizó, resina de poliéster, la continuada exposición a la luz solar y los cambios bruscos de temperatura que se producen en Zaragoza, han sido factores determinantes en la degradación de la obra.

El colectivo vecinal que preside inició hace unas semanas una campaña en la que pedían la vuelta de lo que consideran un emblema para el barrio, aunque ese regreso tendrá que esperar. Al deterioro causado por los actos vandálicos y las pintadas hay que sumar los efectos de las inclemencias meteorológicas sobre la fibra de vidrio, un material algo delicado. Tanto, que tras una hipotética reparación, el informe desaconseja que se vuelva a colocar en su emplazamiento original, en la calle Royo del Rabal.

A este respecto, el consistorio se ha limitado a comentar que, en estos momentos se encuentra correctamente protegida y custodiada en Patrimonio “a la espera de lo que se decida para realizar su restauración”.

“Nos han comentado que una de las soluciones puede ser hacer un molde para crear una nueva estatua de cualquier otro material más resistente, guardar el original en alguna de las instalaciones permanentes que tiene el ayuntamiento y colocar en el parque la copia”, señala Andrés.

Con todo, parece que el destino de este jotero todavía no se ha decidido, pero los miembros de la asociación lo tienen claro: quieren recuperarlo y volver a llenar el hueco que dejó cuando se lo llevaron. “Somos partidarios de que se vuelva a colocar, ya que el barrio tiene muy poco patrimonio a nivel escultórico. Queremos que se sustituya por una copia o se reemplace. En definitiva, cambiar la situación en la que nos encontramos ahora, sin escultura desde hace dos años”, afirman desde el colectivo.

"Si se vuelve a colocar hay que dignificar su ubicación. Ha de colocarse en un pedestal o construir un estanque a su alrededor para que los gamberros tengan más difícil acceder a ella"

Andrés considera que, aunque los efectos de la lluvia y el sol no pueden evitarse, sí que se puede minimizar el impacto de los actos vandálicos que, durante años, ha sufrido la obra de Ochoa. “Si se vuelve a colocar hay que dignificar su ubicación. Ha de colocarse en un pedestal o construir un estanque a su alrededor para que los gamberros lo tengan más difícil para acceder a ella”, explica Andrés, que ya ha lanzado estas reivindicaciones en más de una ocasión. “Los vecinos tienen ganas, la gente quiere recuperarla”, añade.

Y es que, según la asociación, el barrio de La Jota no cuenta con demasiadas manifestaciones artísticas, y quieren que las que hay se conserven en buenas condiciones. “Tenemos el busto de Manuel Viola, a la entrada de la calle que lleva el mismo nombre; la iglesia de San Pío X; y el monumento a la Industria, en la plaza Mozart”, enumera Andrés, que solicitará el informe completo sobre la escultura una vez que acaben las navidades.

Preocupación ante el crecimiento del barrio

El colectivo también ha manifestado estos días su inquietud por el crecimiento del barrio a medio plazo debido a la urbanización de la zona norte del Área F52-01. Esta zona comprende el lateral derecho de Ronda Hispanidad en dirección al barrio de Las Fuentes. “Allí hay cinco edificios con licencia de construcción autorizada. A eso hay que sumar todo lo que se ha construido en el barrio Jesús y la avenida de Cataluña. Eso supone que, tanto los colegios como el instituto y el centro de salud van a estar saturados otra vez”, lamenta Andrés, que vuelve a reclamar que se agilice la construcción del nuevo ambulatorio del barrio Jesús. “En unos días pediremos el nuevo plan urbanístico para estudiarlo”, concluye.

Etiquetas
Comentarios