Despliega el menú
Zaragoza

Comunidad de Calatayud

“Las mujeres siempre son las más perjudicadas en la pobreza”

La ONG Manos Unidas sigue conmemorando su 60 aniversario y ayer lo hizo con una conferencia de su presidenta nacional, Clara Pardo.

La presidenta de Manos Unidas, Clara Pardo, momentos antes de la conferencia de ayer.
La presidenta de Manos Unidas, Clara Pardo, momentos antes de la conferencia de ayer.
MACIPE

La presidenta nacional de Manos Unidas, Clara Pardo, protagonizó ayer en Calatayud una conferencia con motivo del 60 aniversario que este año conmemora la ONG española. Al acto, realizado en el salón de actos del Ayuntamiento de plaza Costa, asistieron voluntarios, representantes políticos e interesadas. En este contexto, la responsable general de la entidad subrayó que “las mujeres siempre son las más perjudicadas en la pobreza, porque no se respetan su derechos”. En este sentido, recordó que “damos prioridad a proyectos de mujeres, dando facilidades, fortaleciéndoles enseñándoles y dándoles un oficio para tener unos ingresos”.

Asimismo, incidió en que de esa manera “se refuerza su dignidad y su autoestima. Y es que siempre hemos dicho que quien educa a una mujer, educa a una familia y educa a un pueblo”. También recordó, apelando al lema de su campaña de este año, que “un tercio de las mujeres en el mundo no están seguras ni son independientes”. Por otra parte, valoró que a pesar de que en España sí que haya desigualdad social “todo el mundo tiene acceso a la educación, a la sanidad, pero trabajamos en lugares donde los niños y niñas no se vacunan, no tienen agua limpia, no hay escuelas”.

De esta forma, habló de los logros que ha conseguido la entidad en más de medio siglo de recorrido. “Intentamos cambiar la vida de la gente y realmente lo conseguimos cambiar, porque cuando haces un pozo cerca de una escuela o un internado de niñas: les pueden lavarse las manos y evitar hacer kilómetros con el riesgo y el trabajo que supone, pudiendo tener más horas para estudiar”. A su vez, recordó que su labor aquí, con 5.000 voluntarios y 80.000 socios, consiste en “sensibilizar sobre el hambre, sus causas y posibles remedios, y a través de ello recaudar fondos para realizar proyectos de desarrollo en casi 60 países”.

“Hemos hecho muchas cosas, pero según la ONU hay 821 millones de personas que pasan hambre, y lleva dos años subiendo. Mientras esas necesidades sigan, estaremos ahí”, defendió Pardo.

Etiquetas
Comentarios