Despliega el menú
Zaragoza

el burgo de ebro

Montañas de basura en un espacio protegido junto a la presa de Pina

Vecinos de El Burgo de Ebro denuncian la suciedad acumulada desde hace tiempo en la orilla del río y en los caminos del entorno, y lamentan que las instituciones no se encarguen de su vigilancia y limpieza.

Un vecino de El Burgo de Ebro aficionado al senderismo y a la observación de aves paseaba esta semana por un tramo del camino natural GR-99, que transcurre por toda la cuenca del río, cuando, en un meandro muy cerca de la presa de Pina, avistó algo que le indignó sobremanera. Lejos de encontrarse con un espacio verde, cuidado y acogedor para la fauna autóctona, se topó con montañas de bolsas de basura, latas, plásticos y hasta un colchón o una zapatilla. No era la primera vez que vivía esta experiencia que, al parecer, se viene repitiendo desde hace tiempo. Pero este no es el único problema que ataca al espacio natural, que además es zona protegida de aves, sino que convive con el de la pesca furtiva, pese a estar totalmente prohibida.

“Me gusta mucho andar por esta zona y disfruto con los prismáticos, pero me resulta indignante que el ser humano no proteja la naturaleza y la convierta en un negocio. Es lamentable que las personas no tengan ningún miramiento y que tengamos que ver estas zonas convertidas en vertederos”, afirma este vecino, que prefiere no dar su nombre y que hace esta denuncia para exigir responsabilidades. “¿Quién tiene que recoger esta basura?”, se pregunta, al tiempo que se cuestiona la vigilancia efectiva con la que cuenta (o, más bien, de la que carece) este entorno protegido.

Pero esta duda no parece fácil de resolver, ya que las versiones de las instituciones varían. Desde el Ayuntamiento de El Burgo de Ebro aseguran que este terreno, pese a estar en su término municipal, es particular y pertenece a una parcela de titularidad de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), tal y como figura en el catastro y como indica la señalización del camino. Sin embargo, desde la CHE no pudieron este viernes confirmar este punto y señalaron que podría deberse a “un error del catastro” o ser “una edificación del Canal Imperial de antaño”.

“A esa zona se accede por un camino que pertenece a la CHE. Yo mismo estuve el otro día viéndolo y es un desastre”, apunta Vicente Royo, alcalde de El Burgo de Ebro, quien reconoce haber trasladado este problema a la policía de aguas, sin recibir, por el momento, una contestación. “Al final -añade- tendremos que limpiarlo nosotros, aunque no nos corresponde. Pero si tenemos que limpiarlo puntualmente, lo haremos, por la mala imagen que da de estos caminos que son muy bonitos”.

Desde la CHE, por el contrario, negaron que las imágenes que acompañan a este texto pertenezcan a esa parcela, cuya titularidad no pudieron corroborar. En cualquier caso, fuentes del organismo de cuenca indicaron que su labor pasa por “el control y la vigilancia de la calidad de las aguas, pero el tema de la retirada de basuras es competencia del ayuntamiento o de otro tipo de entidades”. Sí sería responsabilidad suya, puntualizaron, si hubiera elementos naturales que, por ejemplo, por una riada, “dificultaran la circulación del agua”.

Mientras se dirime la responsabilidad de la limpieza de esta zona, el vecino denunciante lamenta que nadie haga nada y que la suciedad siga acumulándose y los furtivos campando a sus anchas: “He hablado con las administraciones y cada una me explica una cosa, pero no se hacen cargo y la basura sigue ahí. Se supone que es una zona que tiene que estar protegida, pero la vigilancia brilla por su ausencia”.

Etiquetas
Comentarios